Al oeste de África, y más concretamente al sudeste de Burkina Faso hay una comunidad rural de 63.000 habitantes repartidos entre 67 pueblos y a tan solo 177 kilómetros de la capital del país, Ougadougou. Su población se dedica a la agricultura y a la ganadería principalmente, aunque también soy muy duchos en la artesanía, y realizan diferentes cosas en cerámica y cuero.

En dicha comunidad viven la tribu de los Kassena, que se destacan por su linaje y herencia artística. ¿Cómo reconocer sus casas? No son simplemente las casas de barro características de ciertas regiones africanas, sino que sus fachadas se encuentran decoradas con motivos geométricos y típicos de su folclore, por ejemplo, la vida cotidiana, de la religión y las creencias.

Imagen no disponible | Montaje

Será difícil de identificar para los extranjeros la importancia de los diseños pictóricos que inundan las fachadas del poblado, pero cada uno tiene su significado. De hecho, la forma en la que están dispuestos, el emplazamiento y los detalles de cada casa, indican el lugar jerárquico que ocupan sus habitantes dentro de la comunidad. Las paredes de las viviendas tienen un grosor de un pie y se las diseña sin ventanas, pues se cree que eso aporta una mayor protección, a excepción de una o dos pequeñas aberturas que permiten que entre luz.

Imagen no disponible | Montaje

Un claro ejemplo es la casa del pè, el líder de la comunidad, la cual tiene diseños mucho más recargados y distinguidos del resto de la comunidad. A diferencia de lo que habitualmente imaginaríamos como un palacio, la corte real de los Kassena está formada por un conjunto de casas hechas con madera, tierra y paja que apenas abarcan 1,2 hectáreas.

También emplean diferentes motivos y diseños para la decoración de las casas y los mausoleos, donde el pueblo vive y convive con sus muertos.

Imagen no disponible | Montaje

La decoración de las casas es un trabajo comunitario realizado por las mujeres del pueblo. Una vez se termina esta primera fase, la pared es cuidadosamente bruñida con piedras. Finalmente, toda la superficie se cubre con un barniz natural, de esta forma se hacen los diseños más resistentes a las lluvias. Además, esta decoración también sirve para proteger las viviendas en la temporada de lluvias.

Imagen no disponible | Montaje

A pesar de la pobreza extrema que reina en Burkina Faso, la belleza de lugares como Tiébélé es digna de ser apreciada. De la tribu de los Kassena se tiene constancia desde el siglo XV, lo cual los convierte en uno de los grupos étnicos más antiguos de África occidental.