Viajestic » Curioso

Un hotel peculiar

The Null Stern hotel, el hotel en los Alpes sin techo ni paredes

En los Alpes suizos encontramos este peculiar resort en el que no podremos poner pegas a la habitación, pues no tiene ni techo ni paredes.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Verónica Imedio | Madrid
| 14.08.2017 01:09

Hoteles de playa, de montaña, con piscina, con spa… Son innumerables las opciones de hoteles que podemos encontrar para garantizarnos un buen descanso, pero sin duda éste es lo menos, original.

Cerca de la ciudad de Appenzell, en el cantón suizo de Appenzell Rodas Interiores (Appenzell Innerrhoden, en alemán), en los Prealpes appenzellenses, a 780 metros de altura está este peculiar hotel, cuyo nombre significa “cero estrellas”, aunque seguramente veamos todas las estrellas. La suite cambia las paredes por la vegetación de los Alpes y el techo por un cielo estrellado. Los huéspedes de este hotel disfrutarán de todas las comodidades de la suite, pero al aire libre.

Imagen no disponible | Montaje

La habitación doble es una suite y es la única situada en la cumbre de Göbsi, a unos 1200 metros sobre el nivel del mar en Gonten. Los artistas conceptuales son los diseñadores suizos Frank y Patrik Riklin y Daniel Charbonnier, cofundador de la marca "Null Stern". La suite "Null Stern", incluye una caja fuerte y una televisión analógica. Una estancia de una noche en esta habitación doble cuesta alrededor de 270 euros (295 francos suizos).

Imagen no disponible | Montaje

En este alojamiento no hay edificio ni tabiques, aquí el paisaje y el entorno dan forma a nuestra suite. La idea principal que manejaban los creadores "Null Stern", era crear un espacio libre de paredes y techo, y que es operado por los residentes locales. Por lo tanto, para suplir el servicio de habitaciones se organiza un grupo de mayordomos "Null Stern". El granjero es el mayordomo principal, que además habla a través de la carcasa de un viejo televisor en vivo y cara a cara con los invitados En su cama.

Imagen no disponible | Montaje

Gracias a este hotel ya no hace falta acampar para dormir bajo las estrellas, lo que está claro es que no querremos salir de la cama y más vale ir bien abrigado, las noches en los Alpes parecen bastante frescas. Despertaremos acompañados por los Alpes y una refrescante brisa de montaña. Es el destino ideal para pasar en pareja y lejos del mundanal ajetreo de la ciudad

Publicidad