Viajestic » Curioso

Tejas Verdes

Tejas Verdes existe y este es el lugar al que debes ir para sentirte uno de sus protagonistas

Si quieres sentirte como Ana Shirley y visitar el lugar en el que vivió una de las niñas más famosas de la literatura, ve hasta la isla del Príncipe Eduardo. Allí podrás descubrir un mundo que te contamos a continuación.

Canadá

Pixabay Canadá

Publicidad

Todo buen lector habrá leído o al menos escuchado hablar en alguna ocasión de Ana de las Tejas Verdes, una famosísima novela escrita por Lucy Maud Montgomery hace más de 100 años. Esta novela, a la que siguen otras siete más, cuenta la historia de Ana Shirley, una entrañable niña pelirroja con una imaginación infinita que es llevada desde un orfanato hasta la casa y granja de los hermanos Cuthbert: Tejas Verdes.

Tejas Verdes se encuentra en una pequeña villa llamada Avonlea que está situada en la isla del Príncipe Eduardo, en Canadá. Y es a esta isla precisamente donde hay que dirigirse si se quiere conocer de primera mano el lugar en el que creció, al fin feliz, la muy querida por muchos Ana Shirley.

Como decíamos, en la novela la casa en la que vivieron Mathew, Marilla y Ana está en Avonlea. Pero en la vida real podemos encontrarla en Cavendish, en el interior del Parque Nacional de la isla Príncipe Eduardo. Y fue en realidad la casa de los primos del abuelo de la autora.

Ana Shirley | Pixabay

Lo cierto es que Tejas Verdes no podía tener una localización mejor, pues una de las cosas que Ana más aprecia del lugar es el estar rodeada de naturaleza, de bosques, acantilados, árboles, flores con las que decorar sus largas trenzas y riachuelos.

Así pues, si decides ir a Tejas Verdes y visitar este museo, debes saber que allí te encontrarás la casa, la granja en la que trabajaba Mathew y los senderos por los que paseaba la niña que consiguió llenar de alegría ese hogar. Además de un montón de naturaleza en forma de acantilados, dunas y tierra rojiza a lo largo de toda la "Costa de Tejas Verdes"

Además, todo está cuidado y colocado con detalle para que puedas sentirte realmente un protagonista más de la novela. La casa fue reformada y la dejaron lo más parecida posible a la del libro, graneros y jardines incluídos. Así, prepárate también para dar un paseo hacia el pasado y trasladarte a una época en la que todavía había coches de caballo y se vestían vestidos con mangas abullonadas.

Por otro lado, la autora habla en su libro de "El bosque encantado" y del "Paseo de los enamorados". Y debes saber que desde la casa parten dos rutas hacia estos lugares que sirvieron de inspiración a Montgomery en la novela.

Y por último y no menos importante, está Avonlea Village. Allí podrás ver a actores disfrazados de algunos personajes de Ana de las Tejas Verdes. Así que quizá te encuentras con Diana, Marilla, Mathew o con la mismísima Ana Shirley Cuthbert paseando por allí.

Publicidad