El Slow Tourism se trata de una nueva forma de hacer turismo, sin terminar verdaderamente agotados en el intento. Una manera de disfrutar de unas merecidas vacaciones, huyendo completamente del estrés que nos supone el día a día. ¿En qué consiste? ¡Sigue leyendo!

Slow Tourism | Slow Tourism

Adiós a los centros turísticos saturados

Nada de visitar lugares que están continuamente abarrotados por turistas. Nada que ver. Es hora de descubrir nuevos rincones situados cerca de esas concurridas ciudades. Suelen ser zonas pequeñas, pero con muchísimo encanto.

Estancia mínima de una semana

Si vamos a conocer rincones con tranquilidad, necesitaremos como mínimo una semana para hacerlo. De esta manera, descubrirás zonas verdaderamente preciosas y, lo más importante, disfrutarás de ellas como nunca antes lo habías hecho.

Sencillez en el hospedaje

Lo ideal sería pasar las noches en lugares con encanto como es una posada o un hostal. Incluso, podrías plantearte otras variables como son un refugio o toda una casa rural. ¡Hay un amplio abanico de posibilidades!

Interactuar con desconocidos

Las actividades que se proponen en el ‘Slow Tourism’ van completamente orientadas a descubrir el destino como tal. ¡Pero no todo queda ahí! También tienen como objetivo interactuar y relacionarse con la gente que habita en aquella localidad. Una manera de descubrir, como merece, un lugar con tanto encanto. ¡Pruébalo y repetirás!