China es tan grande que es imposible enumerar de una todos los lugares que uno debería visitar o conocer o que a buen seguro le interesaría descubrir. Ni Marco Polo en todos sus años por aquellos territorios ni probablemente nadie en cualquier viaje normal llegaría a todo. No olvides que China cuenta con 9.596.960 kilómetros cuadrados en los que podemos encontrar todo tipo de climas y paisajes: desiertos, costa, montañas como las del Himalaya, islas… todo lo que se te pueda ocurrir, China lo tiene. Y también tiene, claro la población más importante del mundo. 1.300 millones de habitantes que con todos sus números sería 1.300.000.000 de personas.

Y como no podemos recorrer todos, al menos podemos acercaros a algunos de los lugares más sorprendentes con estas imágenes. Lugares a los que uno debería ir al menos una vez en la vida para dejarse extasiar por la escena. Mira, lee y descubre, estos son siete de los paisajes realmente más sorprendentes de China.

La garganta del Salto del Tigre

Si te apasiona caminar por la montaña y las largas excursiones, este es probablemente uno de los lugares más espectaculares del mundo para hacerlo. De hecho se cuenta como el cañón más profundo del mundo. La Garganta del Salto del Tigre es una gran garganta formada por el famoso y largo río Yangtsé. Las montañas que lo rodean alcanzan los cinco mil metros y caminarás por acantilados de 2000 metros de altura. Sobrecogedor.

Imagen no disponible | Montaje

Las montañas de colores del Parque Geológico Nacional Zhanye Danxia

Se las conoce por ser las más coloridas del mundo y quizás uno de los parajes naturales más curiosos. Su formación se debe a siglos de erosión y movimiento geológicos de sedimentos de diferentes areniscas. Colinas y montañas no muy altas que ofrecen vistas cautivadoras y cambiantes según la hora del día y la luz. Y de dónde te encuentres. Están en la provincia de Gansu, en el centro y norte de China.

Imagen no disponible | Montaje

El lago de las 5 flores

Pero no sólo el lago, los tres valles en los que se encuentra este lago de las cinco flores son uno de los lugares más hermosos de Chian y del mundo, si te gusta la naturaleza colorida. Pero el lago sí que es algo especial. Con aguas absolutamente cristalinas y turquesas, el lago de las cinco flores toma ese bonito color por la gran concentración de minerales de la tierra y la vegetación del fondo. El contraste, el que le da ese aspecto de ser de otro mundo, son los árboles que se ven en el fondo del lago. Como sólo tiene 10 metros de profundidad se ven los troncos con total claridad. El contraste con el colorido bosque que lo rodea lo convierte en un escenario mágico. Se le conoce como Wu Hua Hai y está en Jiuzhaigou.

Imagen no disponible | Montaje

Las colinas rojas de Dongchuan

En DongChuan, Yunnan, un área rural del norte China, la tierra tiene un color rojizo. Pero de auténtico rojo, un color que le da el óxido de hierro y los minerales de la tierra. De hecho el distrito de Dongchuan es conocido por sus reservas de más de 3 millones de toneladas de cobre. Pero se trata de una tierra fértil que se llena de siembras productivas. El contraste entre los sembrados verdes y la tierra roja a lo largo de sus colinas crea un espectáculo digno de admirarse.

Imagen no disponible | Montaje

Las grutas de Maijishan

Son en total 194 cuevas de carácter religioso que custodian murales, tallas y figuras budistas con miles de años de antigüedad. De hecho la primera referencia a estas cuevas es del año 519 de nuestro calendario. Están escapadas en un acantilado al que se accede por una infinidad de escaleras y pasarelas de hasta 10 niveles. Alcanza los 80 metros de altura y, sí, son un lugar de visita y de oración. Impresionante su visión, pero más subir por las escaleras y caminar por esas pasarelas.

Imagen no disponible | Montaje

El Río Li

Se asemeja mucho a la conocida bahía de Ha-Long, en Vietnam, pero no deja de ser un escenario magnífico y único, de película. De hecho reconocerás estos montes kársticos de alguna película. Tanto en Yangshuo com en Guilin, sólo navegar por este rodeado por estas colinas de intenso verde oscuro merecen la pena al menos una vez en la vida.

Imagen no disponible | Montaje

Las terrazas de Longsheng

No son una formación geológica natural, hicieron falta cientos de años y varias generaciones para modelar este fascinante paisaje de coloridas terrazas. Pero no se trata tampoco de una locura paisajista, en realidad responden más a la necesidad de zonas de cultivo para el arroz. Y esto sí que es destacable. En China tienen varios records históricos, como la gran muralla, pero este es uno de esos paisajes en los que la mano del hombre lo ha cambiado todo. Y puede que para bien.

Imagen no disponible | Montaje