Existen muchas maneras de conocer una ciudad y una de ellas, ha llegado para quedarse. Te presentamos los “running tours”, un nuevo concepto de exploración de la metrópoli donde lo único que tienes que hacer es equiparte con tu ropa deportiva y tener un mínimo de resistencia. Además, seguro que muchos de vosotros salís a correr todos los días y lo tenéis como hobby, así que, ¿por qué no llevarlo a cabo también en tus vacaciones?

Running Tours | Flickr (The White House, Dominio Público)

Existen muchas empresas que organizan este tipo de tours (City Running Tours, Running Tours, Run With Us) y son cada vez más las ciudades que se unen a este tipo de práctica. Además, dependiendo de tu nivel, podrás elegir entre diferentes tipo de tours: desde los que están hechos para maratonianos, hasta aquellos que son para meros aficionados. Lo mejor de estas empresas es que intentan adaptarse a tu situación en la medida de lo posible, desde viajes familiares, con pareja o simplemente unas vacaciones con amigos.

No es difícil encontrar una ciudad donde se organicen estos tours, puesto que es algo común alrededor del mundo, desde América hasta Asia. Por ejemplo, en nuestro país lo encontramos en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, pero también en otras más pequeñas como Málaga, Sevilla, Bilbao o incluso Ibiza. Desde Singapur hasta Río de Janeiro, comenzaron a hacerse famosos en ciudades cosmopolitas como Nueva York, Roma o París.

Running Tours | Flickr (Marlin Keesler, Attribution 2.0 Generic)

Estas empresas ofrecen rutas de lo más completas, ya que aunque vayas corriendo de lugar en lugar, es imprescindible visitar ciertos monumentos. Por ejemplo, en Roma la ruta que se ofrece es de unos 7 kilómetros, en la que visitarás el mausoleo de Augusto, la Piazza de España o la Fontana di Trevi, entre los lugares más emblemáticos. Los precios dependerán mucho de la ciudad, del tipo de tour y del número de personas que seáis, pero suelen rondar entre los 20 euros el más barato y los 40 euros.