Doña Manolita es la administración de lotería más solicitada, solo hay que ver las colas que se forman para coger un número de Navidad. Casi siempre toca algún premio en este lugar, ¿quizá por eso es tan famosa?

Tras 115 años de existencia, Doña Manolita sigue repartiendo ilusión entre los que por allí pasan. Manuela de Pablo fue una de las fundadoras de la administración, junto con sus hermanas, en el año 1904. Aunque al principio la suerte no conseguía llegar a los clientes de la Administración nº67, eran bastantes los transeúntes que ya la visitaban, sobre todo estudiantes universitarios en Madrid.

Doña Manolita | Wikipedia (Anónimo, Public Domain)

Su popularidad fue en aumento, por lo que la administración se trasladó al número 31 de la Gran Vía. Tras su muerte en el año 1951 y a pesar de no tener descendencia, dejó un buen legado tras de sí que continúa cada año. Nuevamente, en el año 2011, la administración volvió a trasladarse a la calle Carmen 22, donde se encontraba la “Casa del Fumador” y donde se encuentra actualmente.

A pesar de sus cambios de sede, durante todos estos años ha repartido más de 70 premios gordos durante la lotería de Navidad, por lo que no es de extrañar que gente de toda España se acerque a esta administración, espere una cola que puede durar horas y consiga su cupón con más ilusión que nunca. Se calcula que cada año vende un total de 70 millones de décimos, toda una locura si echamos cuentas ya que la cifra alcanzada supera los 1.000 millones de euros. ¿Ya tenéis el vuestro para este año?