Turquía es una tierra absolutamente preciosa, llena de paisajes pero también de mucha historia y patrimonio. Estos elementos se combinan a la perfección en algo muy concreto como es la conocida como Ruta Licia. Es considerado, incluso, como una de las mejores rutas de larga distancia no solamente del país, sino de todo el mundo.

Antes de descubrir la Ruta Licia, hay que conocer su historia. ¿Cómo y cuándo se originó este lugar? Tenemos que referirnos a un nombre: Kate Clow. Una mujer inglesa amante absoluta tanto de Turquía como de la Historia, así como el senderismo. Estas tres pasiones se hicieron una en 1999, cuando decidió señalizar los casi 540 kilómetros que conforman esta Ruta, recorriendo parte de la península de Teke.

Viajamos por yacimientos arqueológicos, pueblos abandonados, localidades turísticas, aldeas de pescadores, acantilados y, en su mayoría, muy cerca del mar Mediterráneo. Cabe destacar que en este lugar del mundo llegaron a habitar los silicios, hace unos 3.000 años aproximadamente. No es ningún secreto que los licios no solo eran grandes guerreros, sino también marineros y comerciantes.

Ruta Licia, Turquía | Pxhere

¡Y no es para menos! Estaban en una de las zonas “calientes”, digamos, del mundo puesto que estaban entre Europa y Asia. Han tenido que sufrir una serie de invasiones de grandes potencias durante varias épocas concretas. Recordemos que esas tierras han sido ocupadas por persas, griegos, romanos e, incluso, turcos. Aun así, los licios siempre han tenido cierto grado de autonomía en cuestiones como su cultura y lengua.

Como fantasmas silenciosos, en esta Ruta Licia pasa por una serie de caminos que se asoman incluso antiguas tumbas en las que apreciamos muchos restos de aquella civilización tan sumamente orgullosa y luchadora. Por ese mismo motivo, esta Ruta es tan sumamente especial. Para recorrerla entera, necesitarás casi un mes. ¡Nada más y nada menos!

Bien es cierto que no se trata de una travesía técnica, esos más de 500 kilómetros tienen un trazado con una dificultad media-alta, con varios desniveles y un terreno de lo más desigual. Por ese mismo motivo, aunque recorrer entera la Ruta Licia es algo para hacer una vez en la vida, muchos son los que deciden hacerla poco a poco y por partes, para así disfrutar mucho más de ella. El punto de inicio habitual es Ölüdeniz y se terminaría en Antalya, en un sentido oeste-este. ¿Preparado para esta aventura?