Viajestic » Curioso

Portugal

¿Por qué la Virgen de Fátima tiene una bala en su corona?

Una de las grandes curiosidades de la imagen de la Virgen de Fátima es que lleva, en su corona, una bala. ¿Cuál es la historia que se esconde?

Corona Virgen de Fátima

Imagen de Centro Televisivo Vaticano en Wikipedia, licencia: CC BY 3.0 Corona Virgen de Fátima

Publicidad

La peregrinación para verse, frente a frente, con la Virgen de Fátima es una de las más transitadas de todo el mundo. Lo que nadie ni tan siquiera imagina es que, en su corona, la imagen tendría una bala. Todo tiene una historia de lo más peculiar que, desde luego, no deja indiferente a nadie que la descubre.

Nos tenemos que remontar al 13 de mayo de 1981, cuando el Papa estuvo a punto de ser asesinado en la Plaza de San Pedro del Vaticano. Ali Agca decidió dispararle. Por si fuera poco, el 13 de mayo del año siguiente, el Papa volvió a salvarse de otro ataque. Pero nada es casualidad, ya que debemos recordar que un 13 de mayo, pero de 1917, tres pequeños pastores de Fátima dijeron que se les había aparecido la Virgen en el mismo tronco de una encina.

Virgen de Fátima
Virgen de Fátima | Imagen de János Korom Dr en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0

Por ese mismo motivo, no extrañó a nadie el hecho de que el Papa eligiera un día tan señalado en el calendario para desvelar el tercer secreto de Fátima. Este es uno de los mayores secretos del Vaticano, ya que lo llegaron a tener guardado durante unos 80 años, aproximadamente.

Sor Lucía, la mayor de estos pequeños pastores, pidió que ese tercer secreto de Fátima no saliera a la luz antes de 1960, a menos que falleciera. Ella estaba convencida de que, para entonces, “sería más claramente entendido”. Por ese mismo motivo ni Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I o, incluso, Juan Pablo II se habían animado a sacar a la luz esta información.

Hasta que llegó el 13 de mayo del año 2000. Ese día, que tuvo lugar la beatificación de Jacinta y Francisco Marto, el cardenal Angelo Sodano felicitó al Papa por su cumpleaños y reafirmó el agradecimiento de éste a la Virgen de Fátima por haberle protegido en todo momento. Es más, el cardenal aseguró que esto se debe al tercer secreto en cuestión.

Anotada en una hoja de lo más sencilla, esta tercera profecía aseguraba que “un obispo vestido de blanco que subía una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran cruz de maderos toscos resultaba muerto por un grupo de soldados que le disparaban varios tiros de arma de fuego y flecha”. Algo que, desde luego, dejó impactados a todos los allí presentes.

Santuario de Fátima, Portugal
Santuario de Fátima, Portugal | Imagen de Therese C en Wikipedia, licencia: CC BY 2.0

Por tanto, este tercer secreto de Fátima tiene una estrecha relación con el atentado que el Papa Juan Pablo II sufrió el 13 de mayo de 1981 en la misma plaza de San Pedro. Al haberse salvado del ataque, tan solo un año después, decidió acudir al Santuario de Fátima para dar gracias a la Virgen. Como ofrenda, quiso depositar en su corona una de las balas que le hirió gravemente.

En el momento en el que Juan Pablo II se dirigió a la parte del altar central con el fin de bendecir a los fieles, un grupo de policías logró inmovilizar a un joven que portaba consigo una bayoneta de 37 centímetros con la que trató de apuñalar al Papa. Por ese mismo motivo, el Papa siempre estuvo agradecido a la Virgen de Fátima por la protección que le dio en numerosas ocasiones.

Publicidad