La Fiesta de la Luz, Janucá, en 2019 transcurrirá entre el día 23 de diciembre, víspera de Nochebuena, y el 30 del mismo mes; durante esos 8 días con sus noches Israel organizará múltiples actividades y cumplirá con diversos ritos tradicionales que son propios de esta fiesta milenaria pero ¿qué se celebra en Janucá?.

Para descubrir qué conmemora esta fiesta israelí hay que retroceder milenios en el tiempo: cuentan las crónicas históricas (aunque cabría hablar más bien de las leyendas) que allá por el S.II AC hubo una ocasión en la que el Templo de Jerusalén contaba sólo con el aceite necesario para encender la Janukia (un candelabro de siete brazos) durante un día y que tardarían en total 8 días en poder preparar más aceite. Encendieron el candelabro contando con que ardería sólo un día y permanecería apagado los siete siguientes pero no fue así, el candelabro ardió durante 8 días con el aceite de un día.

Fiesta de la Luz | Imagen cortesía de Turismo de Israel

El recuerdo de ese milagro es lo que se celebra en Januká y el símbolo de esta Fiesta de la Luz es, como no podía ser de otro modo, la Janukia, un candelabro del que hay actualmente muchas versiones, algunas tradicionales y otras muy modernas.

La luz que brilla en las diferentes Janukias es la luz divina o, al menos, conmemora la luz divina que ardió durante 7 días sin aceite que alimentara el candelabro milenios atrás y, para celebrarla, los israelíes no sólo encienden sus candelabros sino que organizan diferentes actividades y llenan sus mesas de sufganiyot (una especie de berlinas o buñuelos fitos y rellenos de mermelada).

Sufganiyot, berlinas fritas y rellenas de mermelada | Imagen cortesía de Turismo de Israel

Entre los juegos y eventos que se organizan para celebrar este día está la carrera para encender la primera vela, que es una carrera anual de relevos en la que los corredores portan antorchas desde las colinas de Judea hasta Jerusalén donde el Gran Rabino encenderá la primera vela de la gran Janukia. Los niños por su parte suelen jugar con una especie de peonza llamada dreidel que, según cuenta la tradición, servía en tiempos de Antíoco (el rey que prohibió el estudio de la Torah) para despistar a los soldados y que no se percatasen de que se estaban saltando las normas del rey.

Dreidel | Imagen cortesía de Turismo de Israel

Como todas las tradiciones que sobreviven al paso del tiempo, la Fiesta de la Luz también se ha adaptado a las nuevas costumbres, algo que vemos especialmente en la ciudad de Tel Aviv donde se celebra Januká con festivales de música en directo y múltiples actividades para los niños, entre ellas una gran pista de patinaje sobre hielo. Y es que esta fiesta es muy especial también para los más pequeños porque, como sucede con nuestra Navidad, los niños suelen recibir algunos regalos.

La Fiesta de la Luz no siempre se celebra en las mismas fechas porque se rige por el calendario hebreo que es lunar por eso este año nos parece especialmente interesante, por su coincidencia con la Navidad, lo que hará que Israel luzca con un encanto especial.