Viajestic » Curioso

PARQUES DE ATRACCIONES

¿Por qué no hay espejos en los baños de Disneyland? Esta es la curiosa historia

Es el momento de saber la verdadera razón por la que en los baños de los parques temáticos de Disneyland no hay espejos.

Disneyland

Pixabay Disneyland

Publicidad

No es ningún secreto que los parques temáticos de Disneyland están diseñados para que el visitante disfrute al máximo de su experiencia. No solamente para que se lo pase en grande, monte en diversas atracciones y se haga decenas de fotografías. Pero también para que gaste dinero.

Así pues, no sorprende que muchísimas medidas tomadas en Disneyland vayan completamente encaminadas para ese fin. Gizmodo y Travel Land Leisure han recogido un dato de lo más curioso que, en la gran mayoría de parques temáticos, se está llevando a cabo.

Y es que en sus baños públicos se están eliminando nada más y nada menos que espejos sobre los lavabos. Una circunstancia de lo más curiosa que tiene una explicación de lo más sencilla. Los responsables de los parques temáticos tienen algo claro: Los baños es uno de los lugares donde más gente se concentra.

Disneyland
Disneyland | Pixabay

Por lo tanto, si en los baños hubiera espejos, las colas serían aún más largas. Todo porque, cuando vamos al aseo, es bastante habitual echar un vistazo a nuestro aspecto, peinarnos o, incluso, retocar aquello que no esté en su sitio, y un largo etcétera. ¡Es hora de ahorrar tiempo!

Una manera muy clara y concisa con la que Disneyland se asegura que el flujo tanto de entradas como de salidas del baño sea bastante continuo. Así pues, la gente no se detiene en un lugar donde, evidentemente, no puede gastar dinero ya sea en souvenirs o en comida.

Esta no es la primera ni la última estrategia que ha puesto en marcha Disneyland. Un ejemplo lo encontramos en las colas de las atracciones, que suelen ser en zig-zag y lo más oscuras posibles. Con esto se aseguran de que la gente no tenga la sensación de que hay muchísima cola o que hay demasiada gente. Todo pasa por algo, ¡y cada gesto está pensado hasta el más mínimo detalle!

Publicidad