Como cada año, el conocido fenómeno “Acqua Alta” ha vuelto a inundar la ciudad italiana de Venecia. Es mucho el patrimonio cultural, artístico e histórico que alberga la ciudad, y las preocupaciones en cuanto al estado de este después de las inundaciones son cada vez mayores, además de todas las viviendas y establecimientos que se están viendo anegados por el agua.

Para los que aún no están familiarizados con el tema, debemos decir que el Acqua Alta es un fenómeno que ocurre histórica y periódicamente en la ciudad de Venecia. El nivel del agua del Mar Adriático sube al menos 90 centímetros por encima de lo normal, lo que provoca inundaciones en las calles más cercanas a los canales, así como las aperturas al mar, como la Plaza de San Marcos.

Venecia durante Acqua Alta 2017 | Javier Valero Iglesias, Attribution-ShareAlike 2.0 Generic CC BY-SA 2.0)

Hasta el momento, las mayores inundaciones registradas datan del año 1966, cuando el agua subió casi dos metros sobre su nivel habitual, exactamente 1,94. Sin embargo, esta vez tampoco ha estado muy lejos, ya que lo máximo alcanzado ha sido 1,86 por el momento.

Cuando esto pasa, las autoridades de la ciudad colocan una serie de pasarelas en las calles más afectadas o céntricas para que los peatones puedan seguir caminando por encima de ellas. Sin embargo, esto no quita de que todos los venecianos y los que visitan la ciudad en estos momentos deben ir bien equipados, con botas de agua y chubasqueros.

Venecia en Acqua Alta 2014 | User Righetto.n (Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license)

Aunque el problema intentó solventarse con la construcción del proyecto Moisés, también conocido como Mose por el idioma italiano, no llegó a ponerse en marcha debido a una serie de escándalos relacionados con la corrupción. Aunque empezó a construirse en el año 2003, algunos diques móviles situados en el agua no están todavía en funcionamiento, así como otra serie de detalles, lo que hace que el Acqua Alta sea imparable.