Ubicado en Figueras, el Teatro-Museo Dalí jamás había estado tan cerca. Constituye el objeto surrealista más grande, se inauguró en 1974 y Dalí lo proyectó sobre los restos del antiguo Teatro Municipal de Figueres. Muchos expertos lo consideran como la última gran obra del maestro surrealista.

La visita virtual, al igual que la presencial, nos invita a hacer un recorrido por la trayectoria artística de Salvador Dalí (1904-1989). Desde nuestros dispositivos, lo primero que vemos es el acceso principal, y entraremos al museo como si lo hiciéramos caminando. Recorreremos sus salas, comenzando por las primeras etapas artística, hasta llegar a las obras realizadas en los últimos años de su vida.

Teatro-Museo Dalí, Figueras | Imagen de José Luis Filpo Cabana en Wikipedia, licencia: Creative Commons Atribución 3.0 Unported

El Teatro-Museo Dalí se divide en tres espacios museísticos diferenciados, que nos invitan a recorrer cada una de sus salas. El primero de tales espacios es propio Teatro-Museo integrado por el viejo Teatro Municipal incendiado y reconvertido en museo por el propio artista.

El segundo espacio lo constituyen las salas resultantes de las sucesivas ampliaciones por las que pasó el Teatro-Museo. En ellas se exponen numerosas obras del legado de Salvador Dalí, sus obras e instalaciones estereoscópicas, los anamorfismos así como las nuevas adquisiciones de la Fundación Gala-Dalí.

Museo Dalí | Pxhere

Por último, está el conjunto de salas de exposición Dalí-Joyas, cuya apertura fue en 2001. En ellas se exhiben treinta y nueve joyas de oro y piedras preciosas de la antigua colección Owen Cheatham, dos joyas y sus respectivos realizados por el pintor.

Con el cursor podemos ir seleccionando en qué salas queremos explorar. Al acercarnos a ciertos objetos seleccionados, saldrán mensajes con explicaciones sobre la historia o la importancia de la pieza seleccionada para Dalí.

Museo Dalí | Imagen de MRuedaC en Wikipedia, licencia: Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International

Uno de los puntos más emblemáticos de este museo es el Cadillac que se encuentra en el patio. Para amenizar la vista el museo nos propone un “challenge”, siguiendo las pistas que nos dan los cuadros emergentes de texto, debemos conseguir entrar en el vehículo. Hay que adelantar que no es nada fácil. Cuando hayamos conseguido la hazaña, podemos hacer una captura de pantalla y publicarla en las redes sociales incluyendo el hastag que nos sugieren.

Aunque no podamos desplazarnos físicamente hasta el museo podemos seguir disfrutando de la obra y el pensamiento del genio.

Para adentrarte en el universo de Dalí solo debes acceder a este link.