LA INTENSA SEMANA SANTA EXTREMEÑA

LA INTENSA SEMANA SANTA EXTREMEÑA

La Pasión llega a Extremadura

La semana de Pasión en Extremadura se vive con intensidad. Procesiones y ritos ancestrales, tradiciones y mucha emoción, es lo que vamos a vivir, en las calles de los pueblos y ciudades de la región. En escenarios monumentales y mágicos, difíciles de superar, que dan encanto y belleza a los pasos y a los desfiles procesionarios. Desde Cáceres a Badajoz, Mérida o Jerez de los Caballeros, en ciudades como Plasencia o en localidades históricas como Trujillo, la Semana Santa en Extremadura es simplemente imprescindible.

La Semana Santa ya está aquí, cofradías, pasos, incienso y tradición se dan cita nuevamente en todas las localidades de nuestro país. Y a pesar de que no todos siguen estos días las procesiones, lo cierto es que la Semana Santa levanta pasiones, y no solo entre nosotros, sino a nivel internacional.

La fiesta de la Pasión atrae todos los años a miles de personas que buscan vivir en primera persona la muerte y resurreción de Jesús en España. Y no es para menos, seas o no creyente, hay muchos lugares donde al paso de los desfiles procesionarios, la emoción y la pasión se desata. Son muchos los rincones donde el silencio, los aplausos, las saetas o simplemente los pasos, o el esfuerzo de los costaleros sobrecoge. La Semana Santa es simplemente una de nuestras tradiciones más espectaculares e impactantes.

Y si hay un lugar donde esta festividad levanta pasiones y se vive con especial intensidad, ese es Extremadura.  En Cáceres, por ejemplo, la Semana Santa es una  fiesta de Interés Turístico Internacional con una sobriedad y tradición que pone los pelos de punta, es emocionante vivirla en las calles de una ciudad Patrimonio de la Humanidad. El comienzo de la Semana Santa lo marca el Viernes de Dolores, con el pregón y varias procesiones. La emoción a flor de piel invade cada una de las salidas de las imágenes de sus templos. No te pierdas su paso por lugares como la Plaza Mayor.

En Mérida, destaca la belleza de su vía crucis en el Anfiteatro Romano en la madrugada del Viernes Santo, una de las escenas más impactantes de la Semana Santa en España. Declarada Fiesta de interés Turístico de Extremadura, y también  Fiesta de Interés Turístico Nacional, en siete días más de treinta pasos salen a la calle y recorren restos romanos, como el templo de Diana, el arco de Trajano, el puente romano o el interior del anfiteatro romano. Mérida merece la pena siempre, y la Semana Santa embellece, aún más si cabe, a la capital autonómica.

En Badajoz las obras de imaginería en los templos son expcionales. La Fiesta es también de Interés Turístico Nacional. La salida de penitencia la madrugada del Miércoles y Jueves Santo es uno de los momentos mágicos de la Semana Santa de Badajoz, el silencio y el fervor popular se apoderan de la noche y de la belleza de la ciudad, imprescindible.

En ciudades como Plasencia, Trujillo y Jerez de los Caballeros los desfiles procesionales transcurren a lo largo de sus cascos históricos y monumentales lo que añade encanto a la tradición. Reconocidas como Fiestas de Interés Turístico de Extremadura, estos días se viven intensamente.

Otras fiestas que no puedes dejar de lado son, por ejemplo, la Pasión Viviente de Oliva de la Frontera, donde más de 400 vecinos se convierten en actores para interpretar la Pasión de Cristo, o la Semana Santa  de Valverde de la Vera, con sus impactantes Empalaos, una tradición que se remonta al Siglo XVI, en la que penitentes anónimos caminan descalzos, llevando sobre sus hombros un timón de arado sujeto por una soga de esparto que les rodea el pecho y los brazos desnudos. Un vía crucis sobrecogedor que transcurre en silencio, un rito religioso y ancestral que culmina con el cruce de dos empalaos que se arrodillan en señal de respeto.

En Trujillo las procesiones arrancan con la entrada de Cristo en Jerusalén y siguen con las salidas y entradas de los pasos en los templos, y las procesiones de Jueves y Viernes Santo por la Plaza Mayor. El Vía Crucis Penitencial del Lunes Santo por la Villa Medieval y la  procesión del Silencio en la madrugada del Sábado Santo son momentos de máxima emoción en la localidad, una tradición con más de quinientos años de historia y que sigue viva.
La Semana Santa de Trujillo culmina con el colorido Chíviri el domingo de Resurrección, con los vecinos ataviados con trajes típicos de pastores celebrando la llegada del buen tiempo.

La Carrerita, de Villanueva de la Serena, o lo que es lo mismo el encuentro entre la Virgen y su Hijo, la Romería de Piedraescrita, en Campanario y el Día de la Luz, en Arroyo de la Luz, son también fiestas declaradas de Interés Turístico de Extremadura, y completan la Semana Santa extremeña.

Extremadura se viste de fiesta y se llena de pasión en estas fechas, para que puedas vivir intensamente las tradiciones más arraigadas de la región.

Marta Rivas | Madrid
| 09/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.