Este joven londinense ha cosechado cierta fama en Instagram gracias a sus ingeniosas composiciones con recortes. Mientras la mayoría de viajeros nos preocupamos de sacar la foto del atardecer más bonita posible, Paperboyo va más allá convirtiendo una sombrilla en una bailarina o una palmera en el actor secundario Bob, de Los Simpsons.

Por ahora es su hobby, una forma de evadirse de la rutina. Para ello coge cartulina negra y tijeras, da los tajos necesarios y voilá, crea una forma o un cuerpo humano que, combinado con los otros elementos de la fotografía, da lugar a algo mágico y creativo.

Imagen no disponible | Montaje

¿Es posible que la torre de control de un aeropuerto se convierta en la Estatua de la Libertad? ¿O, que el puente de pasajeros del aeropuerto de Gatwick en el Golden Gate de San Francisco? Paperboyo, hace que sea posible. Unos limones son los perfectos platos de un DJ, el famoso London Eye es la rueda delantera de una bicicleta, poner a un patinador sobre las paredes curvas de un edificio… De hecho, también le busca compañero de baile al Cristo de Río de Janeiro.

¿Cómo comenzó este original proyecto? Empezó por retratar sitios emblemáticos de su Londres natal, ser un turista en su propia ciudad y explorar el Londres que muchos londinenses ignoran. El siguiente paso fue investigar hechos interesantes y pensar en cómo fotografiar los sitios de una manera original, con una visión diferente a la tradicional.

Su primera idea fue usar un recorte para transformar a Big Ben en un reloj de pulsera. Poco a poco, se animó a tomar fotos de otros lugares como el London Eye, o Trafalgar Square. Las fotos resultantes las publica en su cuenta de Instagram junto con una pequeña descripción que relata la historia que hay detrás de la foto.

Imagen no disponible | Montaje

Sus últimos trabajos son los realizados en el aeropuerto de Gatwick, cerca de Londres. Para poder realizar las instantáneas le llevaron a partes menos conocidas, y al parecer era un poco peligroso con los grandes aviones de pasajeros levantando viento sobre su equipo. En cierta ocasión tuvo la suerte de ir a las partes menos concurridas del aeropuerto, lo que significaba llevar una chaqueta de alta visibilidad, poder descifrar los mensajes de radio de la torre de control y ser conducido alrededor de la pista como un jefe mientras él hacía sus fotos con recortes. McCor fue encargado por el aeropuerto para crear algo que reflejara sus rutas de largo recorrido, que están en auge en este momento.

Imagen no disponible | Montaje

Pero Papeboyo, no se ceñido únicamente a Londres. Su estilo de fotografía le ha llevado por todo el mundo: Nueva York, Hong Kong o Dubái.

El propio artista admite que la creación de las escenas es increíblemente terapéutica, aunque a veces es igualmente tediosa.

Seguro que te interesa

Los 10 monumentos más visitados de España

Los 14 monumentos más amenazados de Europa