Mucha gente no imagina ir a Londres y no visitar el British Museum, o viajar a Florencia sin pasar por la Galería Ufizzi o de la Academia. Sin embargo, otros prefieren pasar esto de largo y visitar la ciudad en sí, ya que entrar en un museo puede llevar muchas horas y si no existe cierto interés por el arte, puede parecer una pérdida de tiempo.

Sin embargo, no todos los museos son como los hemos imaginado siempre. Está claro que para que exista un museo tiene que haber obras de arte, pero, ¿y si estás obras no están dispuestas en inmensas salas colgadas de paredes, o incluso no se encuentran dentro de un edificio? Y no, no hablamos de museos al aire libre, sino que vamos más allá.

Desde hace ya varios años, existen museos bajo el agua en varios continentes del mundo. Aunque para acceder a ellos es necesario unos conocimientos previos de buceo, su visita es un recuerdo que se quedará grabado en tu mente sin ninguna duda. A continuación, os hablamos de alguno de ellos:

Imagen no disponible | Montaje

Museo Atlántico Lanzarote (Lanzarote, España):

Aunque pueda parecer algo increíble, no hace falta salir de nuestro país para disfrutar de uno de estos museos. Sin ir más lejos, en el archipiélago canario nos encontramos con el Museo Atlántico de Lanzarote. De hecho, es el único museo subacuático de Europa occidental y cuando todas sus fases estén completamente terminadas, contará con más de 300 estatuas. El artista Jason deCaires Taylor es el encargado de hacer esto posible. Existen diferentes tours para realizar esta visita que dejará la boca abierta a más de uno, no solo por el sitio donde se encuentran, sino por el realismo de las estatuas.

Imagen no disponible | Montaje

Museo Subacuático de Arte (Cancún, México):

Bajo las aguas caribeñas, nos encontramos con el museo más grande de este tipo del mundo. Sin embargo, esto no surgió como una manera de fomentar el turismo u ofrecer actividades nuevas que realizar, sino que tiene un motivo más especial. Este proyecto cuenta con más de 500 esculturas (realizadas también por Jason deCaires Taylor), las cuales sirven para refugiar parte de la vida marina que se ha encontrado en peligro debido al impacto del ser humano y a otras fuerzas naturales.

Imagen no disponible | Montaje

The Side Underwater Museum (Side, Turquía):

Con 110 estatuas repartidas en cinco secciones y a diferentes metros de profundidad, este museo nació en el año 2015. Es la ciudad costera de Side la que alberga tal exposición y al ser de coste gratuito, pueden acceder a él tantos como quieran, desde principiantes en el buceo hasta los más avanzados.

Imagen no disponible | Montaje

Museo Cape Tarhankut (Crimea, Rusia):

A una profundidad de doce metros dentro del Mar Negro, se encuentran las representaciones de personajes de la Unión Soviética y de monumentos a escala de todo el mundo. Este fue creado en el año 1992, en este caso por un buceador llamado Broumenskyy, que colocó alguna de las figuras (las cuales iban a ser pérdidas por motivos ideológicos o sentimentales) cerca de la costa para que muchos interesados pudieran verlas y bucear entre ellas.