Viajestic » Curioso

De la Antártida y Chile a Perú, Ecuador, Colombia, Panamá y Costa Rica

La misteriosa ruta de las ballenas jorobadas

¿Sabías que es un misterio la ruta que recorren la ballenas jorobadas para regresar de las aguas tropicales de Perú, Ecuador, Colombia, Panamá y Costa Rica a las aguas heladas de la Antártida?

Ballenas jorobadas

Pixabay Ballenas jorobadas

Publicidad

Las ballenas jorobadas, también llamadas, yubartas, habitan todos los océanos del planeta y viajar para verlas es casi adictivo una vez que disfrutas esa experiencia en una primera ocasión; uno de los lugares del mundo más visitados por culpa de estos grandes cetáceos es toda la zona de Centroamérica porque es ahí donde llegan y estas ballenas y donde pasan todo el verano, ahí nacen sus crías y ahí comienzan su desarrollo para poder afrontar el viaje de regreso a la Antártida.

Ballenas jorobadas | Pixabay

La cuestión es ¿cómo llegan de las costas centroamericanas a las de Chile y la Antártida? lo cierto es que esto es todavía un misterio por resolver, lo máximo que se atreven a afirmar los científicos y estudiosos de estos animales es que las madres y sus crías suelen elegir una ruta cercana a las costas porque así evitan la visita de los depredadores naturales de sus crías, las orcas por ejemplo, mientras que los adultos sin crías podría elegir una ruta que se adentra más en mar abierto porque es más corta y, si bien es más peligrosa, no lo es tanto para animales de un tamaño tan notable.

Ballenas jorobadas | Pixabay

A lo largo del mes de julio las ballenas jorobadas comienzan a llegar a aguas tropicales, ahí nacen sus crías que son en realidad la razón de su visita a esta zona del mundo: sus crías nacen con poca grasa y les resultaría prácticamente imposible sobrevivir de hacerlo en las heladas aguas de la Antártida; durante los meses de verano se las puede ver en aguas tropicales, incluso hasta bien entrado el otoño porque las madres tardías retrasan su regreso todo lo posible para dar tiempo a sus crías a desarrollarse (llegan a consumir 100 litros diarios de leche…).

Transcurrido ese tiempo los cetáceos emprenden el camino de regreso a la Antártida y es ahí donde se les pierde el rastro hasta que se los ve nadando en las costas de Chile.

Publicidad