Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch es un pueblo pequeño de la isla de Gales. Un pueblo que nadie se atrevía a pronunciar. Hasta que llego Liam Dutton, un presentador del tiempo de Canal 4 Noticias de Reino Unido, que lo pronunció sin inmutarse. Una proeza que le ha convertido en un hombre famoso y que ha puesto a Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch en el mapa. Muchos ni sabíamos que existía un lugar llamado así.

En galés, el nombre de este pueblo significa 'iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilo cerca de la gruta roja', y sus habitantes lo llaman Llanfairpwll, abreviando. Por supuesto, ni que decir tiene que, con ese nombre, la atracción principal cuando uno lo visita es hacerse una fotografía junto al cartel que indica en qué lugar estamos. Incluso muchos de los que se acercan hasta allí, van con su pasaporte al ayuntamiento para que se lo sellen. No todos los días puede uno encontrarse con un nombre tan original.

Situado en la isla galesa de Anglesey, tiene el topónimo más largo del Reino Unido y el tercero más largo del mundo. Eso sí, aparte del nombre, no hay mucho que hacer allí, en 'Llanfair PG', como aparece en la mayoría de los mapas, como no sea comprar una camiseta de recuerdo. Lo bueno es que está a unos 15 minutos en coche de Caernarfon, sede de uno de los castillos más grandes de Gales. Si eres capaz de decir que has estado allí, es una excursión que no te puedes perder.

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch es un nombre raro, pero no es el único. Hay otros igual de impronunciables. Por ejemplo: Krungthepmahanakhon Amonrattanakosin Mahintharayutthaya Mahadilokphop Noppharatratchathaniburirom Udomratchaniwetmahasathan Amonphimanawatansathit Sakkathattiyawitsanukamprasit, el nombre ceremonial completo de Bangkok, la capital de Tailandia. Increíble pero cierto.

Significa 'Ciudad de ángeles, la gran ciudad, la ciudad de joya eterna, la ciudad impenetrable del dios Indra, la magnífica capital del mundo dotada con nueve gemas preciosas, la ciudad feliz, que abunda en un colosal Palacio Real que se asemeja al domicilio divino donde reinan los dioses reencarnados, una ciudad brindada por Indra y construida por Vishnukam'. Y como este topónimo es impronunciable y larguísimo, los habitantes abrevian y simplemente la llaman Krung Thep Maha Nakhon. El nombre de ciudad más largo del mundo está en desuso. Y menos mal, porque os podeís imaginar lo que sería decir toda esta retahíla para hablar de la capital de Tailandia.

Otro nombre alucinante es el de Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipu-kakapikimaungahoronukupokaiwhenuakitanatahu. No hablamos de una ciudad o pueblo. Este nombre es el de una colina de Nueva Zelanda, situada en la isla Norte. Y aquí sí que no hay más remedio que aprendérselo y pronunciarlo como es, ya que esta colina es famosa por su nombre, uno de los más largos del mundo. Como es fácil de adivinar, el topónimo se remonta a una leyenda maorí que tiene como protagonista a Tamatea, y significa 'La cima donde Tamatea, el hombre de grandes rodillas, el escalador de montañas, el devorador de tierra, el viajero incansable, tocó su flauta a un ser querido'.

La colina está señalizada con un cartel tan largo como su nombre. Si quieres una fotografía de recuerdo, tienes que ir al sur, hasta la ciudad de Waipukurau o al este de Mangaorapa, en el municipio de Porangahau. La colina está situada en el territorio del clan maorí de los Ngti Kahungunu ki Wairarapa, que forma parte de la tribu de los Ngti Kahungunu, tal cual.  Por cierto, una de las atracciones en Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwhenuakitanatahu es subir hasta la cima con un guía que nos contará todos los secretos de la historia de Tamatea.

El lago Chargoggagoggmanchauggagoggchaubunagungamaugg, a mitad de camino entre Hartford y Boston, es otro de esos nombres impronunciables y curiosos que existen en el mundo. De hecho, es el nombre más largo de un lugar en los Estados Unidos y también uno de los topónimos más largos del mundo.

La ortografía es complicada y su pronunciación extremadamente difícil, así que los lugareños simplemente lo llaman 'Webster Lake'. El nombre se lo pusieron los indios Nipmuk y significa más o menos 'lugar de pesca en el límite'. El límite que les pusieron los indios indígenas a los ingleses en el territorio de los Manchaug. Para aprender a pronunciar lago Chargoggagoggmanchauggagoggchaubunagungamaugg y conocer más sobre la apasionante historia de los Estados Unidos, este es un destino estupendo, sobretodo para viajar con los más pequeños. Naturaleza en estado puro en el corazón de América del Norte.

En España no nos quedamos atrás. Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja, en Burgos, tiene el topónimo más largo de España. Le sigue Colinas de los Campos de Martín Moro Toledano, en León.