Han pasado muchísimos años desde el estreno de una de las películas que más ha dado que hablar: ‘A.I. Inteligencia Artificial’ de Steven Spielberg. Además, muchos han sido los avances que se han aplicado en máquinas, hasta tal punto que muchas de las cuestiones que parecían una locura ya se están convirtiendo en toda una realidad.

Es un hecho que la conocida como “inteligencia artificial” ha llegado para quedarse y, sobre todo, evolucionar. Ha empezado a introducirse en algunos sectores, por lo que el turismo también está involucrado en esto. Se tiene un clarísimo objetivo de mejorar la experiencia de todos los viajeros y, siendo honestos, están empezando a cumplirlo. Ahora bien, debemos partir de la base: ¿Qué consiste la inteligencia artificial? ¿En qué consiste este concepto?

Se trata de la simulación, a través de diversas máquinas, de ciertos procesos de inteligencia humana. Incluye varias fases como son el aprendizaje, el razonamiento y la conocida como “autocorrección”. Lleva existiendo durante muchísimos años pero es ahora cuando ha ido ganando muchísima más fuerza gracias a ciertos avances. ¿Dónde podemos observar estos avances en el ámbito turístico? Un ejemplo claro lo vemos en Google Maps. No solo es un navegador para llegar a un destino, sino que es una completa guía de viaje ya que puedes consultar restaurantes, experiencias de otros viajeros, ¡y muchísimas cuestiones más!

Viajes | Pxhere

Otro ejemplo lo podemos encontrar, indudablemente, en los programas que utilizan las aerolíneas con el fin de analizar la grandísima cantidad de datos en cuanto a demanda de clientes. De esta manera, pueden acertar de manera concisa el precio que deben ofertar en cada asiento de sus diversos vuelos. Podemos contar también con ‘chatbots’. Su sola presencia existe en páginas de hoteles, agencias de viaje, restaurantes, aerolíneas, etc. ¿Para qué sirve exactamente? Para interactuar con los clientes para, directamente, ayudarles a resolver todas las dudas, realizar reservas e, incluso, obtener información valiosa de cara al viaje.

¿Qué podemos esperar en un futuro? Muchos sueños son los que podrían cumplirse en cuestión de unos cuantos años. Algunos dicen que podría haber, incluso, hasta habitaciones personalizadas donde un check-in fuera realizado por robots o, incluso, a través de reconocimiento facial. ¡Nada más y nada menos!

Los robots también podrían ser utilizados a través de chatbot que, con permiso del cliente, podría estar presente en un grupo de WhatsApp que se cree íntegramente para realizar ese viaje. Resolverá dudas de todo tipo. Sería como un chatbot al uso pero mucho más personalizado en todos los aspectos.

Otro punto a tener en cuenta es que podrían desaparecer los oficiales de inmigración en todos los aeropuertos. ¡Tan loco como suena! Un ejemplo claro lo tenemos en el de Abu Dhabi. No han dudado un solo segundo en estudiar que, para el año 2021, se implantarán una serie de escáneres como túneles. El pasajero entrará y se analizarán características tales como el iris, la huella dactilar y demás aspectos físicos.

Con lo cual, muchos son los aspectos que pueden mejorar más pronto que tarde. ¿Quién sabe? Podríamos encontrar hasta vehículos que sean conducidos por robots.