Viajestic » Curioso

SEGOVIA

Iglesia de la Vera Cruz, de Segovia: las leyendas templarias que esconde y pocos conocen

Es el momento de conocer la historia pero, sobre todo, las leyendas que esconde la espectacular Iglesia de la Vera Cruz que podemos encontrar en Segovia. ¡No te dejará indiferente!

Iglesia de la Vera Cruz, de Segovia: las leyendas templarias que esconde y pocos conocen

Pxhere Iglesia de la Vera Cruz, de Segovia: las leyendas templarias que esconde y pocos conocen

Publicidad

La Iglesia de la Vera Cruz es una de las más sorprendentes, espectaculares e inigualables que podemos encontrar en Castilla y León, concretamente en la provincia de Segovia. Esta edificación la podemos encontrar a las afueras de esta ciudad y, entre otras cuestiones, se le atribuyen ciertas similitudes con la conocida Cúpula de la Roca.

Estamos hablando nada más y nada menos que de ese templo de Salomón en Tierra Santa. Lo cierto es que, sea como sea, esta Iglesia capta la atención de muchísimos turistas año tras año. Y siendo honestos, no es para menos. ¿Cuál es su historia? Y, sobre todo, ¿en qué consiste esa leyenda que esconde?

Si hay algo que caracteriza a la Iglesia de la Vera Cruz es que está repleta de simbolismos con los que marca la diferencia. Una de las cuestiones que más llama la atención es que está construida en una planta dodecagonal, similar a la de la iglesia de Jerusalén que se erigió donde se encontraba la tumba de Cristo.

Iglesia de la Vera Cruz. Segovia
Iglesia de la Vera Cruz. Segovia | Imagen de Rodelar en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

La Iglesia de la Vera Cruz, a través de sus leyendas

Lo más destacado es ese número 12, que nos lleva directamente a pensar no solamente en los 12 apóstoles sino también a los 12 signos del zodiaco y hasta las 12 tribus de Israel. Siendo honestos, estamos ante una de las iglesias de este estilo que mejor conservadas están de toda Europa.

En el centro de la Iglesia podemos encontrar un templete que cuenta con dos plantas. La segunda de ellas cuenta con una cúpula califal y, en el mismo centro, está un altar que presenta una decoración meramente mudéjar. Es en ese lugar donde se dice que los caballeros de la orden realizaban no solamente actos penitenciales, sino también juramentos de fidelidad.

Lejos de que todo quede ahí, a través de los siglos, se ha compartido la creencia de que bajo el suelo de esta Iglesia de la Vera Cruz están enterrados los caballeros templarios. ¡Y no solamente eso! Sino también las riquezas de las Cruzadas que, en cierta manera, siguen protegiendo.

Una leyenda que, como suele ocurrir en estos casos, trae consigo una contundente advertencia. Y es que si alguien se atreve a profanar este tesoro, las almas que descansan en ese lugar no tardarán en responder con rayos completamente fulminantes. Por lo tanto, ¡hay que pensárselo dos veces antes de, tan siquiera, intentarlo!

Iglesia de la Vera Cruz. Segovia
Iglesia de la Vera Cruz. Segovia | Pxhere

Otro de los datos a tener en cuenta es que, tras diversos trabajos realizados en esta edificación, se descubrió algo verdaderamente sorprendente. Y es que se producen nada más y nada menos que dos conjunciones solares en su interior. Una de ellas tiene lugar cada 15 de agosto, coincidiendo con la festividad de la Asunción de Nuestra Señora, debido a la perfecta alineación de las tres ventanas con el sol y el altar.

Estamos hablando, por tanto, de una fecha clave para los templarios. La otra ocurre durante esos días, por las mañanas, al entrar la luz por el ábside hasta iluminar el mismo centro de la capilla inferior. Por último, debemos hacer mención a otra maldición que está estrechamente ligada con esta espectacular y misteriosa iglesia segoviana.

Y es que, aunque esté situada en plena naturaleza, verás que junto a ella no hay ni un solo grajo revoloteando como podría ser normal. Esta otra leyenda que esconde la Iglesia de la Vera Cruz asegura que, nada más inaugurar esta construcción, uno de los caballeros de la orden murió. Así pues, se decidió que su cuerpo reposara toda la noche en el altar antes de enterrarle.

Los religiosos tuvieron un fatal descuido mientras lo velaban. Y es que los grajos no tardaron en entrar a la iglesia, picoteando el cuerpo sin vida del caballero. El prior, que se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo, no tardó en lanzar una maldición que provocó que los pájaros rápidamente huyeran del lugar. Se dice, por tanto, que la última vez que vieron un grajo revolotear cerca de la Iglesia fue, precisamente, en ese instante.

...

También te puede interesar...

Una petición de Change.org piden al Gobierno derribar el acueducto de Segovia

Publicidad