TURISMO NATURISTA

Este es el pueblo de Tarragona en el que se practica el nudismo

El Fonoll es un municipio de Tarragona que estaba abandonado pero fue reconstruido en una finca privada para dar la bienvenida a aquellos que se dediquen a poner en práctica el naturismo o el nudismo.

El fonoll

El fonoll Página oficial de El Fonoll

Publicidad

STORIES

Sentirnos parte de la naturaleza es algo que persiguen muchas personas. De hecho, ya hemos hablado anteriormente de la práctica del nudismo, que se considera parte de ese naturismo como ocurre en las playas nudistas de España. Y es que el hecho de poder quitarte la ropa y sentirte parte de tu entorno es algo que muchos turistas persiguen. Por eso, cada vez se promociona y se demanda más el turismo naturista.

Pero ¿y si te dijéramos que existe un pueblo dedicado únicamente a esta actividad? Se trata de Fonoll, una aldea de la provincia de Tarragona.

Se sitúa entre un frondoso bosque repleto de grandes arboledas. Este municipio se encontraba inhabitado desde hace siglos. Sin embargo, en 1998, Emili Vives y Núria Espinal fueron los encargados de rehacer este municipio y adecuarlo para la entrada de todos aquellos que quieran practicar el nudismo. Esto lo consiguieron en un total de ocho años, incluso conservando la iglesia de San Blas que se ubicaba en el lugar. Además de ese edifico religioso, existen otros siete que lograron reconstruir y mantener. Sus hijos también fueron los encargados de este proyecto de reconstrucción puesto que también mantienen los valores naturistas de sus padres.

¿Qué es necesario saber?

La visita al pueblo suele ser en los meses de verano, donde pueden llegar al lugar alrededor de 100 personas que buscan ese rincón del mundo para expresar su conexión con el medio que les rodea. Sin embargo, a pesar de que esos meses son los que más turistas tiene, durante el año se mantienen alrededor de 30 personas permanentemente.

Para visitar este destino, se debe alquilar algún apartamento de los pocos edificios que se levantan sobre el municipio y el precio puede variar entre 40 y 67 euros la noche. Si quieres que tu opción de descanso sea más económica, debes optar por la opción de albergue, que cuesta alrededor de 11 euros al día. Incluso si quieres disfrutar de un viaje en caravana, también puedes estacionar el vehículo en sus inmediaciones solo por 11 euros al día.

No olvides que para entrar al municipio, al ser una finca privada, debes abonar un precio de 4 euros al día, 7,50 si vas de noche o incluso 51 euros si coges el bono mensual. Pero lo más curioso y divertido de todo es que debes ir desnudo desde que entras hasta que sales del municipio.

¿Qué hacer en el lugar?

Teniendo en cuenta que todas sus actividades se deben hacer desnudo, el Fonoll cuenta con un gran abanico de posibles ejercicios como por ejemplo múltiples actividades al aire libre como senderismo y otras muchas que puedes consultar en su página web oficial. Y es que el entorno natural del lugar es un destino ideal para realizar este deporte. Además, podrás hacer clases de yoga, visitar la biblioteca y alquilar un par de libros, visitar la sauna, darse baños de barro, jugar deportes como el voleibol o incluso el tiro con arco… Y por supuesto no debes perderte la paella vegetal comunitaria que realizan todos los domingos.

...

Seguro que te interesa...

El Chocó Andino, un destino para quienes practican ecoturismo

Viajestic » Curioso

Publicidad