‘Juego de tronos’ es una de las series más importantes de los últimos tiempos y, siendo honestos, no es para menos. Pero ¿y si os decimos que un lugar concreto de España pudo vivir una historia similar? Entre guerras y crímenes, estos muros vieron cómo los siglos pasaban siendo testigos de historias de maravillas pero también de declive.

El castillo de Fuensaldaña fue protagonista, durante siglos, por ser el auténtico bastión de defensa y, después, la sede del Parlamento Autonómico de Castilla y León. Su interior deja claro las crónicas vividas y más aún desde que decidieron volver a abrir sus puertas para que esta fortaleza no cayera en el olvido.

Cuando entras en este lugar, entras de lleno en la magia que desprenden estas edificaciones, descubriendo maravillosos entresijos que, en su día, marcaron un antes y un después en la historia. Se ha realizado una increíble reforma, haciendo que sus puertas volvieran a abrir desde mediados de febrero de 2019.

Esta decisión ha sido perfecta para conocer este enclave que tuvo una gran importancia en la historia de Valladolid, pero también de Castilla. Un lugar maravilloso si eres amante de las fortalezas. Tanto es así que llegó a ser bautizado como “Castillo de castillos”. Esta exposición es de carácter permanente y podrás acercarte a su historia.

Juego de Tronos español | Imagen de Nicolás Pérez en Wikipedia, licencia CC BY-SA 3.0

Desde la de las construcciones (defensiva o por ostentación entre nobles, realeza y clero), hasta del avance de la Reconquista por la Península. Lejos de que todo quede ahí, para dar un empujón a la imaginación, podrás utilizar unas gafas de realidad virtual para situarte en el mismísimo patio de armas, tal y como era en la antigüedad.

Podrás saber cómo eran estancias como la cocina, la alcoba, la mirilla o la armería. Una maqueta que te hará sentir en la época más guerrera de nuestra historia. La visita da comienzo en el antiguo Hemiciclo de las Cortes de Castilla y León. Este lugar acogió esta actividad durante nada más y nada menos que 25 años.

En esas bancadas podrás visualizar un vídeo que versa qué fue de la familia Vivero, un linaje absolutamente maldito que formó parte de la historia de esos muros. ¿De qué manera? El patriarca, que llegó a estar al servicio del rey, decidió conjurar contra él. De esta manera, se le dio muerte desde lo más alto de la torre de la iglesia.

Su hijo, por si fuera poco, no aprendió la lección que le habían dado al padre. Es por ese mismo motivo que quiso hacer su particular “Juego de tronos”. Eso sí, a él le salió bastante mejor puesto que decidió apoyar a la propia Isabel de Castilla. Cuando ella alcanzó el trono, logró estrechar ciertos lazos con la realeza. Por ese mismo motivo, los Reyes Católicos disfrutaron de su luna de miel en el castillo de Fuensaldaña.

La tragedia en la familia llegó un par de generaciones después, puesto que los varones decidieron matar a sus respectivas esposas. Por ese mismo motivo, el apellido acabó perdiéndose al carecer de descendencia. Después de todo, el que fuera su hogar se fue convirtiendo en un auténtico bastión de las tropas comuneras. Posteriormente se quiso hacer un parador (que realmente nunca se instaló) hasta convertirse en un parlamento. Cerró sus puertas hasta 2019, ¡y hasta ahora!