Este pueblo está ubicado al norte de la isla Shengshan, la cual pertenece a las islas Shengsi, una cadena de 400 islas ubicadas a 64 kilómetros al este de Shanghái. La popularidad de Houtouwan ha crecido considerablemente desde que la naturaleza se ha hecho cargo de él. Su localización, aunque cercana al continente, ocupaba un lugar recóndito y algo escondido en una isla frente a la costa de Shanghái. Y actualmente está siendo engullido lentamente por una frondosa vegetación. Lo curioso es no hace tantos años que este pueblo pesquero era próspero y con una firme tradición pesquera, y en sus casas llegaron a vivir más de 2000 de personas.

Archipielago Shengsi | Foto de Jason Zou. Wikimedia Commons

Durante los primeros años de la década de 1990 sus habitantes empezaron a dejar el pueblo. Desafortunadamente los recursos de la isla estaban agotándose y los pescadores, entre otros, se vieron abocados a abandonar el pueblo y buscar un lugar menos remoto en el que establecer su nuevo hogar. El pueblo, lejos de convertirse en tristes ruinas y adoptar un halo de pueblo fantasma, vuelve a estar habitado. No por humanos, pero si por abundantes plantas y frondosa vegetación. Las enredaderas cubren las fachadas y entran por las puertas y ventanas. Al estar el deshabitado durante veinte años y sin humanos que intercedieran, la naturaleza ha florecido y muestra todo su esplendor.

A pesar de que no haya nadie viviendo allí, el pueblo de Houtouwan goza de gran popularidad, tanto los propios habitantes de Shanghái, como los viajeros que pasan unos días en esta ciudad, quieren acercarse a la isla para deleitarse con el poder de la naturaleza. Si tienes en mente viajar a China, y más concretamente a Shanghái no puedes dejar pasar la oportunidad de acercarte por Houtouwan y admirar las maravillas de la madre naturaleza.

Houtouwan | By Milkomède - Own work, CC BY-SA 4.0 - Wikimedia Commons

Podrás pasear entre las casas recubiertas de enredaderas, o incluso disfrutar de la playa. Aunque el poderío y el impacto del hombre sean persistentes, siempre hay fuerzas externas mucho más poderosas. Como bien sabemos la naturaleza es sabia, mucho más que nosotros, y éste es un ejemplo de ello. Por mucho que queramos apartarla y empequeñecerla, vuelve y más grande que nunca.

¿Te animas a visitar Houtouwan, el pueblo chino que ha sido reconquistado por la vegetación?