UNA VENTANA AL CANTÁBRICO

UNA VENTANA AL CANTÁBRICO

Descubre el pasadizo más impresionante del norte de España

El Túnel de la Atalaya, bajo el monte del mismo nombre, está excavado en un antiguo volcán extinto hace millones de años, en lo que hoy es un parque medioambiental protegido. Viajamos a Laredo, en la costa oriental de Cantabria, para introducirnos en el interior de un lugar sin igual en todo el norte peninsular.

El Túnel de la Atalaya, en la costa de Laredo (Cantabria) puede presumir de ser el más impactante del norte de España. Fue construido en 1863 con la idea inicial de disponer de un muelle a ambos lados del monte. De aquel proyecto, conocido como el Muelle de la Soledad, apenas quedan hoy quedan algunos restos. La construcción se inició, sí, pero no pudo terminarse debido a que los fuertes temporales y las galernas que azotaban la zona fueron destruyendo todo lo que se iba levantando.

Hoy queda aquel túnel recuperado para uso y disfrute de los visitantes. Y es que es simplemente fantástico adentrarse por la montaña y salir de sus entrañas a mar abierto, con la inmensidad del Cantábrico a nuestros pies. En total, 221 metros de pasadizo que terminan en el Mirador del Abra, un espacio integrado a la perfección desde el que contemplar el litoral y desde el que se puede acceder a pie a una zona de acantilado. Un plan estupendo (más, teniendo en cuenta la historia de este sorprendente túnel).

Tras el fracaso del proyecto del muelle, el túnel quedo en el olvido hasta que estalló la Guerra Civil Española. Y es que se convirtió en un refugio improvisado para los habitantes de Laredo. Más tarde el túnel fue reformado y abierto al público en 1999. Y hoy es un pasaje peatonal y un atractivo turístico. Es un lugar muy tranquilo, y excepcional como observatorio de las mareas, el oleaje o las  corrientes. Playa pedregosa se abre entre acantilados  unida al casco urbano de Laredo mediante el del monte de La Atalaya. No es recomendable para bañarse, pero si para explorar y disfrutar del mar en este entorno salvaje. El túnel permanece abierto de 10 a 22 h.

El túnel está cerca de otros sitios de Laredo que no te puedes perder. Como el Fuerte del Rastrillar, sobre la Atalaya, construido en el siglo XVI, que servía, junto a los Fuertes de Santoña y al del Puntal de la playa Salvé de Laredo, para defender la bahía de ataques navales enemigos.

La Puebla Vieja, el casco histórico de Laredo, es un conjunto arquitectónico monumental y uno de los cascos históricos más extensos de Cantabria. Pasear por la Puebla Vieja, declarada Conjunto Monumental Histórico-Artístico desde 1970, es descubrir seis rúas en retícula, que van en dirección norte que datan del año 1200, a partir del fuero fundacional otorgado por el rey Alfonso VIII. Antiguas casonas, palacios, torres, iglesias, conventos y restos de las murallas de Laredo que permitían blindar el acceso en la antigüedad.

O la iglesia de Santa María de la Asunción del siglo XIII, parroquia de Laredo y uno de los ejemplos más puros de gótico clásico en Cantabria. Eso por no hablar de los 8.400 metros de preciosas playas de esta coqueta localidad, los 4.250 metros de la playa La Salvé, los 3.900 metros de las playas El Regatón y El Puntal; y unos cientos de metros que se añaden de las playas del Ayla y La Soledad, de gran belleza natural. Ideales para pasar un fin de semana disfrutando de los últimos rayos del sol de la temporada de verano.

Asomarse al mirador del Alto de Laredo o al Parque de la Atalaya, permiten descubrir el azul del Mar Cantábrico, el verde de los montes y el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Noja y Joyel.

Más información:
Túnel de la Atalaya

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 13/09/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.