La despoblación y la España vaciada son una realidad que está dando lugar a una situación muy alarmante. Por ello, se está tratando de frenarla y poner en valor las cualidades del mundo rural. Esta es la visión que ha adoptado la Universidad de Zaragoza para lanzar su programa de prácticas en el medio agrario. Está destinado a los estudiantes matriculados en dicha universidad, que hayan superado 90 créditos de su titulación, y no pueden estar empadronados en el pueblo donde se realizarán las prácticas. Además, el estudiante debe querer vivir una experiencia laboral y vital en organizaciones creativas e innovadoras localizadas en el medio rural. En cuanto a los municipios, no deben de tener más de 3000 habitantes.

Erasmus rural | Foto de Freestocks. Fuente Pexels

Está claro que este programa tiene grandes beneficios para los pueblos receptores de jóvenes universitarios, pero también para los propios jóvenes. Pues ellos salen de su zona de confort y se trasladan a una realidad desconocida para la mayoría de ellos. Además, la Diputación de Zaragoza se encarga de la manutención el estudiante: gastos de alojamiento, transporte, ayuda al estudio y la Seguridad Social.

Respecto a las empresas, si tienen menos 250 trabajadores también recibirán cierta ayuda económica por parte de la Universidad, por ejemplo, la Seguridad Social y la totalidad de los beneficios para el estudiante y para le entidad empleadora. Por el contrario, si es una gran empresa, ésta deberá contribuir a la financiación económica destinada a los gastos de alojamiento y de desplazamiento, y la Seguridad Social del universitario. Los pueblos también deben cumplir ciertos requisitos, y el más importante es tener menos de 3000 habitantes.

Bellas Artes, Foto de Burst. fuente Pexels | Foto de Burst. Fuente Pexels

Aunque el término “entorno rural” pueda parecer que solo va dirigido a estudiantes de veterinaria, biología o grados más relacionados con la naturaleza, no es así. En su proyecto piloto participaron universitarios de las siguientes disciplinas: veterinaria, derecho, enfermería, trabajo social, educación infantil, marketing y Bellas Artes.

La finalidad de este proyecto es acercar a los jóvenes a otros entornos, promover el empleo y combatir la despoblación. Seguramente más de una persona y de dos, quieran quedarse a vivir en el pueblo donde han hecho su “Erasmus rural”.