Viajestic » Curioso

Bruselas

Descubre la leyenda de Everard t'Serclaes, uno de los símbolos de la Grand Place de Bruselas

Si has visitado Bruselas o estás pensando hacerlo, tienes que conocer la leyenda de la estatua de Everard t’Serclaes. ¡Estamos seguros de que te sorprenderá!

Bruselas

Imagen de Celuici en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Bruselas

Publicidad

Bruselas es y será siempre una de las capitales europeas que más turistas reciba a lo largo del año. La capital de Bélgica tiene un encanto muy especial y, además, una historia que no deja indiferente a nadie. Es una ciudad llena de vida, cuyos habitantes siempre están encantados de recibirte.

Uno de los puntos más estratégicos de la ciudad de Bruselas es, sin lugar a dudas, la Grand Place. Es el epicentro, desde donde parte absolutamente todo. Ahora bien, si has visitado la ciudad o estás pensando en hacerlo, seguramente te habrá llamado la atención una estatua situada en uno de los edificios de esta plaza.

Es de bronce y, gracias a ella, se recuerda una de las leyendas más famosas y consagradas de Bruselas. Y es que esta estatua es la de Everard t’Serclaes. Se trata de un héroe para los habitantes de la capital de Bélgica, puesto que dio su vida por defender no solamente la ciudad, sino también los derechos de aquellos ciudadanos del siglo XV, durante la conocida como Guerra de Sucesión del Ducado de Brabante. ¡Nada más y nada menos!

Bruselas | Imagen de Ben2 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

¿Cuál es la historia de Everard t’Serclaes?

Tenemos que remontarnos a 1355, con la muerte de Juan III de Brabante. La encargada de recoger su testigo en la corona fue su hija Juana. La sucesión, como era de esperar, fue discutida por Luis II, por lo que no dudó no solamente en invadir Brabante sino también Bruselas. Es por eso que Everard t’Serclaes, en 1356, escaló los muros de la ciudad con un grupo que se denominaba patriotas. Logran expulsar a los flamencos y, además, devuelven la ciudad tanto a Juana como a su marido.

Gracias a su fidelidad, Everard t’Serclaes fue nombrado escabino de la ciudad hasta en cinco ocasiones, nada más y nada menos. Eso sí, lo que no imaginaba es que el hecho de haber defendido los derechos de Bruselas frente al Señor de Gaasbeek iba a terminar costándole la vida. El 31 de marzo de 1388 fue asesinado, a sangre fría. Es entonces cuando tropas que pertenecían a la ciudad decidieron destruir nada más y nada menos que el Señor de Gaasbeek.

Ahora bien, ¿qué misterio esconde la estatua situada en la Grand Place?

Siempre hay mucha gente fotografiándolo y tocándolo pero ¿por qué? Según se dice, si lo tocas de arriba abajo te casas pero, en cambio, si lo haces al revés… ¡te separas! Para los habitantes de Bruselas, si lo tocas, tendrás buena suerte o, si estás de paso, volverás a la capital de Bélgica.

Publicidad