No podemos rechazar por completo el verano porque es una época del año maravillosa en la que apetece hacer más planes que nunca y en la que probablemente tengamos más planes que nunca. Viajes, excursiones, piscina y playa... Un sinfín de eventos que encuentran en estos meses el mejor momento para realizarse. Ahora bien: hace demasiado calor. Y hay quien no puede con el calor.

Como no siempre es una opción dejar las grandes urbes y escaparse al campo, en busca de naturaleza y aire puro, cada vez son más los planes que podemos encontrar en ciudades como Madrid que nos alejan de las altas temperaturas, al menos durante un ratito. Y en esta ocasión os traemos la solución a vuestros quebraderos de cabeza cuando esa terraza fresquita está ocupada o cuando no podéis invitar a vuestros amigos a vuestra casa porque es un horno más.

Icebar | esmadrid.com

Se trata del llamado Ice Bar que, como ya nos indica su propio nombre, es básicamente un bar construido en hielo. Parece imposible, pero sus paredes están recubiertas con dos centenares de bloques de hielo que, además, proyectan vídeos de auroras boreales, lo que consigue un ambiente y un clima inigualable que merece la pena experimentar al menos una vez.

Como podéis imaginar, la temperatura en el local es muy baja., llegando a alcanzar temperaturas bajo cero. El bar está inspirado en los países del Norte de Europa y para acceder a él es necesario colocarse un poncho térmico que te ofrecen con la entrada, que vale 15€ y que incluye una copa con su respectivo chupito. El bar está especializado en cócteles y aguas del mundo, por lo que además podrás experimentar sabores diferentes que quizá nunca habías probado.

Icebar | esmadrid.com

Con siete años de experiencia, el Ice Bar puede presumir de ser el bar más frío de la ciudad. ¡En cualquier época del año!