Todos los lugares de la Tierra se encuentran afectados por una misma cosa: el cambio climático. Para conseguir pararlo y que no vaya a más antes de que sea irreversible, es necesario que se acuerde una solución conjunta acordada por todos los países, algo que puede resultar complicado y de lo que se está hablando ya en Madrid en el marco de la COP25 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático) pero todos tenemos que hacer un esfuerzo para cuidar nuestro planeta.

A pesar de que es un problema global, algunos puntos de la Tierra se verán más afectados que otros primeramente. Esto mismo ocurre con Europa ya que hay zonas que resultan más amenazadas ya sea por su proximidad al mar y el aumento del nivel de este, como las costas y la zona del mediterráneo, u otras zonas donde hay peligro de desertificación, riegos de inundaciones y otros muchos problemas.

Cambio climático | Wikipedia (Peripitus, Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license)

Según los análisis realizados por The Climat Risk Index en el año 2017, los países más afectados por el cambio climático eran Puerto Rico, Sri Lanka, República Dominicana, Nepala y Perú, seguidos de más países de Asia y África.

En cuanto a Europa, es muy complicado saber a ciencia cierta qué países pueden verse más afectados, pero se podría decir que Portugal, España, Italia, Grecia, el norte de Francia, Países Bajos o el norte de Alemania, podrían verse realmente afectados, sobre todo debido a sus zonas costeras. Esto mismo pasa con los países del norte, como Dinamarca o Noruega, y también con Reino Unido.

Protesta contra el cambio climático en Australia | Wikipedia (Greg Scales, Creative Commons Reconeixment 2.0 genérica)

Realmente no importa tanto qué países se verán más o antes afectados, lo que importa es solventar esta crisis climática por medio de acuerdos con todos los países y así frenar el problema cuando todavía estamos a tiempo.