Que haya crecido un bosque en medio de un campo de fútbol no es casualidad, es una obra del artista suizo Klaus Littman. Son 300 árboles que tienen una altura de más de 14 metros y lo que quiere manifestar a través de ellos es el peligro al que está sometido continuamente el medio ambiente. Es una manera, según el artista, de concienciar al público para frenar el cambio climático y la deforestación.

Sin embargo, esta idea viene de hace varios años. Hace unos 30 años, el pintor Max Peintner dibujó “The Unending Attraction of Nature” (“La atracción interminable de la naturaleza”), donde se ve representado un campo de fútbol cualquiera con un bosque creciente en el centro y muchos espectadores. Lo que pretendía era que las personas imaginasen cómo sería ver la naturaleza como si fuera tan solo un objeto de exposición, si solo pudieras encontrarla en ciertos sitios como ya ocurre con algunas especies de animales y los zoológicos.

Campo de fútbol, Austria | The Unending Attraction of Nature (dibujo de Max Peintner).

La entrada al estadio es gratuita durante todo el día (de 10 de la mañana a 10 de la noche) y se podrá ver en los meses de septiembre y octubre. El público podrá pasearse por las gradas observando el bosque, que os aseguramos que os causará todo tipo de emociones y reacciones. Una vez que haya terminado su exposición, el bosque será nuevamente replantado en las inmediaciones del estadio.