Viajestic » Curioso

Gastronomía

Cinco clásicos que no pueden faltar en tu mesa de Semana Santa

Apenas quedan unas semanas para la Semana Santa, y como cada festividad, viene acompañada de deliciosos manjares.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Potaje

Debido al fuerte arraigo de las tradiciones religiosas, durante los viernes de cuaresma no se podía comer carne. Como alternativa a las proteínas y alimento que proporcionaba la carne, tomaban bacalao. El potaje de Vigilia, también conocido como potaje de bacalao, garbanzos y espinacas, era y es uno de los platos más populares de nuestra Semana Santa. Esos tres ingredientes protagonistas van acompañados normalmente por rebanadas de pan y huevo cocido.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Torrijas

Posiblemente sea el preferido de casi todo el mundo, este dulce casero, tan sencillo y tan elaborado al mismo tiempo. Parece mentira que, tratándose de pan empapado en leche, frito y posteriormente se le añade un almíbar (que en cada casa se prepara de una forma diferente), sea uno de los platos más codiciados y más esperados durante todo el año. La primera receta de torrijas aparece en 1607 en Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras. A principios del siglo XX en Madrid era muy común servirlas acompañadas de chatos de vino.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Hojuelas con miel

Procedentes de Castilla-La Mancha son estas tortas de harina de trigo, leche y huevo que se fríen. Después se les puede añadir un poco de miel para endulzarlas un poco. Con la colonización de América, en algunos países latinos también son muy populares, como Colombia o Chile. Cuentan con su relativo en Andalucía, los pestiños, aunque no son completamente lo mismo. La palabra proviene de “hoja”, y es que la masa de este dulce se fríe formando hojas muy finas, y se sirve caliente con un poco de miel.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Soldaditos de Pavía

Este plato hecho a base de bacalao es típico de Madrid y de algunas zonas de Andalucía, y consta de bacalao rebozado frito y pimiento rojo. Una de las leyendas que da nombre a esta herencia gastronómica viene dada por su color amarillo y el rojo del pimiento recuerda al del uniforme de los tercios españoles que combatieron en la Batalla de Pavía en 1525. En Andalucía, a veces los elaboran con merluza en lugar de bacalao y se llaman solo ‘pavías’.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Mona de Pascua

Este dulce es típico de la cocina valenciana y catalana, sobre todo. Según la tradición se come el domingo de resurrección y se la regalan los padrinos a sus ahijados y ahijadas. La peculiaridad de este dulce es que las cáscaras de los huevos que se usan para hacer la masa del dulce, se pintan y sirven de elemento decorativo en el plato, además de ser útiles para dar forma a la propia masa. Normalmente se suele moldear con forma de serpiente, lagartija o mono; y se recubre con anisetes de colores. La más antigua es la valenciana.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Seguro que te interesa

Tradiciones curiosas se Semana Santa en España

¿Conoces la Semana Santa de España?

Publicidad