Llega el verano y una gran parte de la población tiene una cosa en mente: playa. En un país como España, donde podemos encontrar lugares paradisíacos donde combatir el calor y pasar un buen rato, cuesta decidirse a la hora de escoger cuál debe ser el idóneo. Desde aquí os proponemos una idea diferente: visitar una de las playas más raras del país.

El Charco de los Clicos, como así se llama esta playa, se encuentra en el oeste de la Isla de Lanzarote, en el municipio de Yaiza. Pertenece al Parque Natural de los Volcanes y su principal característica... Es que se encuentra dentro del cráter de un volcán.

Al Charco de los Clicos también podemos referirnos como Charco Verde o Laguna verde; el nombre de 'Clicos' proviene de un marisco comestible que fue habitual en la zona hace tiempo, pues ahora está extinto. El elemento más destacado de este lugar es sin duda el gran Lago Verde formado por la afloración de agua marina en superficie a través de grietas subterráneas, un accidente natural de lo más bonito.

Imagen no disponible | Montaje

El contraste de colores en la zona es maravilloso. Al azul del mar, situado a tan solo unos metros del lago, hay que sumarle el color oscuro de la playa de grava que se extiende alrededor y ese verde espectacular de un lago en el que, por cierto, está prohibido bañarse.

Pero la visita es obligatoria. Cerca del Lago está dispuesto un mirador para disfrutar de las vistas de un lugar que pocas personas conocen y que posee el encanto de esas localizaciones que tienen características suyas y solo suyas.