Viajestic » Curioso

Castillo del Mar de Sidón

Castillo de Sidón: Descubre una de las grandes joyas de Líbano

El Castillo de Sidón se ha convertido, indudablemente, en una de las grandes joyas a descubrir en Líbano. Te contamos todos los detalles.

Castillo de Sidón

Imagen de Vyacheslav Argenberg en Wikipedia, licencia: CC BY 4.0 Castillo de Sidón

Publicidad

El Líbano es uno de los países más espectaculares del mundo, no solamente por su historia sino también por la diversidad de culturas. Es uno de los puntos más importantes a nivel turístico, pero que no presenta una excesiva masificación. Por ese mismo motivo, te invitamos a descubrirlo a través de grandes monumentos como es el Castillo de Sidón.

Pero antes de adentrarnos en él, debemos tener en cuenta que la historia de Líbano está marcada no solamente por su situación en el Mediterráneo, sino también por la gran abundancia de recursos naturales tales como el agua y la madera. La historia de este país, además, está marcada por las regiones vecinas y, por supuesto, los pueblos que han habitado esta región.

Castillo de Sidón | Imagen de Vyacheslav Argenberg en Wikipedia, licencia: CC BY 4.0

Entre ellos, se encuentran fenicios, griegos, romanos, imperios mesopotámicos, árabes, otomanos o, incluso, franceses. Es más, gracias a ciertos hallazgos arqueológicos, podemos confirmar que existe presencia de poblaciones desde el Paleolítico. Algo de lo que muy pocos países pueden llegar a presumir.

Ahora bien, es el momento de centrarnos en una de las joyas de Líbano. Estamos ante el Castillo de Sidón, o también conocido como Castillo del Mar de Sidón. Se trata de uno de los rincones arqueológicos más espectaculares de Sidón, ubicado en Líbano. Este castillo se construyó aproximadamente en 1228, en una pequeña isla que está conectada con una calzada de, aproximadamente, 80 metros.

Castillo de Sidón | Imagen de Peripitus en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Anteriormente, este lugar fue nada más y nada menos que un templo dedicado a Melkart, es decir, el Hércules de los fenicios. Actualmente, el castillo está compuesto por dos torres que están unidas gracias a un muro. Cabe destacar que las paredes exteriores de estas columnas llegaron a ser utilizadas como refuerzos horizontales. Se trata de una característica muy frecuente en este tipo de fortificaciones que fueron construidas próximas a yacimientos romanos.

Este Castillo es absolutamente precioso no solamente por su forma, sino también por su historia. Se ha convertido, de manera inevitable, en uno de los puntos más turísticos no solamente de Sidón sino también de todo Líbano. Una manera más que perfecta para adentrarte en su cultura y en su historia, qué duda cabe.

Publicidad