Viajestic » Curioso

JAPÓN

Calamares luciérnaga y hongos luminiscentes, un espectáculo japonés

La bahía de Toyama y los bosques de Mesameyama son algunos de los lugares en los que alucinar con la bioluminiscencia japonesa.

Bahía de Toyama

Imagen cortesía de Turismo de Japón y Comunicación Iberoamericana Bahía de Toyama

Publicidad

A veces, más veces de las que imaginamos, la naturaleza se conjura para sorprendernos y enamorarnos ¿quién podría imaginar que haya seres vivos que pueden iluminarse con luz propia no metarfórica sino literalmente? pues así es y si quieres disfrutar de este maravilloso espectáculo tendrás que ir buscando vuelo a Japón porque es allí, en el país del sol naciente, donde podrás ver personalmente el efecto de la bioluminiscencia en diferentes versiones.

Hongos bioluminiscentes
Hongos bioluminiscentes | Imagen cortesía de Turismo de Japón y Comunicación Iberoamericana

Hacia finales del mes de junio, cuando comienza la temporada de lluvias en Japón, algunos de los bosques nipones emite un destello de luz durante la noche creando una capa lumínica a pocos centímetros del suelo ¿a qué se debe este efecto? los culpables son unos hongos bioluminiscentes de los que se han localizado más de 10 variedades en Japón, se llaman mycena lux-coeli y podrás verlos en el bosque Tatsugo de la isla Amami y también en los bosques Mesameyama, además en estos bosques se organizan visitas guiadas para que puedas ver el espectáculo nocturno que dan estos hongos al caer la noche. ¿Más lugares para ver estos hongos luminiscentes? la isla de Chichijima, aquí se organizan tours guiados desde mayo a noviembre (esos son los meses recomendados para la observación de estos hongos bioluminiscentes).

Bahía de Toyama
Bahía de Toyama | Imagen cortesía de Turismo de Japón y Comunicación Iberoamericana

La Bahía de Toyama es otro de los lugares que no debes perderte para disfrutar de la bioluminiscencia japonesa pero esta vez no busques hongos... El culpable del espectáculo natural y luminoso de esta bahía es un calamar de menos de 8 centímetros de largo, es un calamar luciérnaga, hotaruika en japonés. La luz que emite este calamar es azul y convierte el mar de Japón, concretamente la ya bella de por sí bahía de Toyama, en uno de los lugares más bonitos del archipiélago nipón. Toma buena nota de la fecha para ver de cerca estos calamares: de marzo a junio, cuando los calamares acuden por millones a desovar en la bahía de Toyama.

Calamar luciérnaga
Calamar luciérnaga | Imagen cortesía de Turismo de Japón y Comunicación iberoamericana

La ciudad pesquera de Namerikawa es el destino habitual de quienes quieren descubrir a los calamares luciérnaga porque aquí, además de verlos, podrás degustarlos puesto que son el plato estrella de la zona: rebozados, fritos, como base o acompañamiento de otros platos, en la pizza...

Más información en la Oficina Nacional de Turismo de Japón (JNTO).

Publicidad