El Café del Príncipe

En la calle homónima del barrio de las letras y junto al corral del Príncipe, hoy conocido como Teatro Español, se encontraba este café donde literatos, dramaturgos, oradores y periodistas de la talla de José Zorrila, Mariano José de Larra o Juan Bravo Murillo mantenían largas tertulias. Esta tertulia romántica fue bautizada como “El Parnasillo”. Aunque hoy en día este café sea inexistente, en el número 33 de la calle del Príncipe hay un establecimiento llamado ‘El Parnasillo’ y en homenaje al que fuera el café original tiene en la fachada la imagen de Espronceda, Larra y Oscar Wilde.

Imagen no disponible | Montaje

Café Comercial

Entre Malasaña y el barrio de Chamberí, en la glorieta de Bilbao, está esta cafetería famosa por su chocolate con churros que abrió en marzo 1887. Fue el primero en servir platos combinados. Bajo su techo se celebraron importantes reuniones de poesía a las que acudían autores como Antonio Machado, Blas de Otero o la grandísima Gloria Fuertes. Actualmente escritores como Ana Rosetti, Luis García Montero, o el académico Arturo Pérez Reverte, se dejan caer por el café de vez en cuando. ¿Te animas a tomar un café impregnado de poesía?

Imagen no disponible | Montaje

La Fontana de Oro

Mítica fonda, que además da título a la primera novela del escritor, cronista y hasta periodista para algunos, Benito Pérez Galdós. La Fontana de Oro ya existía a finales del siglo VXIII en Madrid, en la Carrera de San Jerónimo, en ella se celebraron reuniones de la España Liberal y acudían oradores durante el Trienio Liberal (1820-1823). Por desgracia el café no sigue en pie, no obstante, a finales del siglo XX se abrió un pub con el mismo nombre homenajeando al mítico establecimiento.

Imagen no disponible | Montaje

Las Cuevas del Sésamo

A mediados del siglo XX, en 1952 el espíritu de las tertulias vuelve a Madrid, más concretamente a la Calle del Príncipe de la mano de la creación de los premios literarios “Sésamo” que se celebraban anualmente en este café del barrio de las letras. Juan Marsé, Luis Goytisolo y otros autores comenzaron a darse a conocer gracias a la obtención de este premio. Además, otras personalidades extranjeras se han dejado ver por ahí, como por ejemplo Ernest Heminway; el dramaturgo, poeta, cineasta, novelista Jean Cocteau, la actriz Juliette Gréco o la también compañera de profesión Ava Gardner. Sigue abierto a día de hoy y sirven una rica y refrescante sangría perfecta para los meses que acontecen.

Imagen no disponible | Montaje

Café Gijón

¡oh, el famosísimo Café Gijón! Situado en Pleno paseo del Prado, con la terraza en el bulevar y con su interior revestido de madera, los bancos con terciopelo granate y las paredes cubiertas de cuadros de diferentes artistas que han sido donados al café. Se inauguró en 1888, y uno de los primeros intelectuales en dejarse ver fue el esperpéntico Ramón María del Valle-Inclán. El también dramaturgo y autor de El Tragaluz, Antonio Buero Vallejo, lo frecuentaba con cierta asiduidad. Otra grande de las letras españolas, la escritora Emilia Pardo Bazán, o la poetisa Gloria Fuertes no perdieron oportunidad de visitar el café. Siguen sirviendo sus maravillosos churros con chocolate, torrijas en Semana Santa y el menú del día.

Imagen no disponible | Montaje

Y no dejes de ver:

Las 7 bibliotecas más espectaculares del mundo

Las 5 librerías más bellas del mundo