Viajestic » Curioso

¿Cuál es tu color?

Azul, verde, rojo, blanco… Siete pueblos marcados por su color

Al borde del mar o al pie de la montaña, algunos pueblos han conseguido multiplicar su belleza y ser mundialmente conocidos sólo con unir su personalidad a un color

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Amalia Jaime | Madrid
| 12.05.2017 15:14

CHEFCHAOUEN, el pueblo Azul.

Encerrado en las montañas del Rif, cerca de Tetuán, en Marruecos, hay pueblecito teñido de un azul alegre y resplandeciente que rompe con el abrupto paisaje de la zona. Un lugar orgulloso de haber cobijado lo largo de su historia a las tres religiones. Considerada como una Ciudad Santa, hoy en día es un reclamo turístico por el encanto y la limpieza de sus calles, estrechas, empedradas, llenas de vida y que siempre parecen recién pintadas blanco luminoso y de un azul inmenso que varía del celeste al índigo. Un lugar sorprendente y realmente mágico.

Imagen no disponible | Montaje

CARTAGENA DE INDIAS, la ciudad Amarilla.

El orgullo de Colombia ofrece un espectáculo único cada atardecer cuando las fachadas de sus casas de más de cuatrocientos años de antigüedad resplandecen con el fulgor de su color amarillo. Con el marco único de su hermosa bahía, Cartagena de Indias es una de las ciudades mejor conservadas y más bellas de Sudamérica. No hay nada más placentero que recorrer sus calles, disfrutar de sus tesoros coloniales y acostumbrar los ojos al alegre amarillo que pinta sus edificios.

Imagen no disponible | Montaje

ALBARRACÍN, el Rojo del yeso y la madera.

Declarado Monumento Nacional en 1961, el casco antiguo de este pueblo de Teruel es sencillamente espectacular. Por eso, la Unesco ha recibido una propuesta para que sea proclamado Patrimonio de la Humanidad por belleza y el importante valor histórico que atesora. Situado a 1182 metros de altitud, cualquier época del año es perfecta para recorrer sus calles, pero en invierno, tras una nevada, el contraste entre el paisaje blanco y fulgor de sus edificios vestidos de yeso rojo es algo muy especial. Sus casas, además están adornadas por ventanales, balconadas y numerosos detalles de madera muy interesantes.

Imagen no disponible | Montaje

ISLA DE GOQUI, el pueblo fantasma Verde.

En China hay un conjunto de 394 islas llamadas Shengsi, que forman a su vez parte del archipiélago Zhoushan, situado en la bahía de Hangzhou, enfrente de la desembocadura del río Yangstsé. Sólo algunas islas están habitadas y otras han sido abandonadas. Es el caso de Goqui, cuyos habitantes se dedicaban a la pesca hasta que la economía les hizo a marchar y dejar tras de sí prácticamente intactas sus casas y edificios comunes que la vegetación ha ido invadiendo con el tiempo. Un lugar lleno de magia que muestra el poder de la naturaleza. Diariamente parten desde Shangay varios ferrys hacia el archipiélago para satisfacer al turismo chino y a los pocos occidentales que se aventuran a descubrir el encanto de este espacio.

Imagen no disponible | Montaje

FRIGILIANA, el Blanco más reluciente.

Situado en la comarca de la Axarquía, en la región más oriental de Málaga, muchos le conceden el honor de ser el pueblo más bello de la provincia. Un lugar armonioso y relumbrante, de calles estrechas, llenas de flores, limpias y siempre recién encaladas. Un bordado blanco en la abrupta montaña asomado al Mediterráneo. Tal vez por eso casi un tercio de su población sean extranjeros procedentes de más de una veintena de países diferentes. El visitante encontrará tiendas de artesanía y de especialidades de la zona y de bares con pequeñas terrazas donde disfrutar de la cerveza local, de unas impresionantes vistas o de una cena al arrullo de la noche.

Imagen no disponible | Montaje

PATONES, todo vestido de Negro.

A 60 kilómetros al nordeste de la capital, este municipio madrileño destaca por sus viviendas con tejados de pizarra y paredes de roca oscura. Además de contar con importantes restos arqueológicos y con un castro carpetano del siglo II a.C., Patones se ha convertido en un ejemplo de pueblo recuperado hasta convertirse en centro turístico. Enclavado en la montaña, tranquilo y silencioso, el lugar embarga al viajero de una plácida sensación de bienestar. Sus paredes oscuras se funden con la vegetación para ofrecer una visión relajada y llena de encanto

Imagen no disponible | Montaje

ALBEROBELLO, un pueblo en Blanco y Negro.

Justo donde empieza el tacón de la bota de Italia, en la provincia de Bari, se encuentra Alberobello, un municipio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996. Son famosas sus casas, denominadas trullos, de paredes pintadas de un blanco luminoso y muy mediterráneo y culminadas por tejados circulares abovedados construidos con piedra negra superpuesta una sobre otra. Una edificación simple pero muy sólida. La silueta de los tejados entre la blancura de sus callejuelas y el azul brillante del cielo hace de este lugar uno de los destinos turísticos más atractivos de Italia.

Imagen no disponible | Montaje

También te gustará

Algunas de las calles más bonitas del mundo

Cinco calles emblemáticas de Europa

Publicidad