¿Te apetece recorrer con tu bici uno de los carriles para bicicletas más impactantes del mundo? Eso sí, deberás hacerlo al atardecer o ya en plena noche, y es que es entonces cuando el nuevo carril-bici que acaban de inaugurar en Polonia te dejará sin palabras.

Allí es donde se ha creado un camino muy especial en el que el piso se ha reforzado mediante una tecnología que aprovecha la luz solar del día para utilizarla después, cuando el sol empiece a ocultarse. Así, al llegar la noche, un impactante azul cobalto predomina en el camino, marcando la ruta a los ciclistas por el medio de un bucólico parque arbolado y campo. Así, la vía sigue siendo segura para los ciclistas, en tanto que no pierden su camino.

Imagen no disponible | Montaje

Este carril tan especial es el trabajo creativo del Instituto Tecnológico TPA Badań Technicznych Sp., que se inspiró en otro carril-bici muy especial a la hora de comenzar con el proyecto. Concretamente, el que se encuentra en Holanda y que fue bautizado como ‘La noche estrellada’ (al estar inspirado en la obra homónima de Van Gogh). Pero mientras el primero utiliza bombillas LED, este segundo va un paso más allá, con un carácter aun más respetuoso con el medio ambiente.

Los desarrolladores polacos han empleado un material sintético que durante el día absorbe la energía solar, algo así como ocurre con las pegatinas y otros materiales de diseño que se encienden en las paredes de los dormitorios infantiles, reflejando la luz solar o de las bombillas al apagar las luces (claro que lo normal es que fueran amarillas y no azules, como aquí).

Imagen no disponible | Montaje

Es azul para integrar mejor el color en el entorno y no ofrecer contaminación lumínica extra. Durante 10 horas es posible pasar por ese manto azul tan original. Si quieres conocerlo, debes ir a la ciudad de Lidzbark Warmiński. Mide 100 metros y, si las pruebas funcionan, no descartan ampliarlo e incluso llevarlo a otros lugares. ¿Serán así los carriles bici en el futuro?