Los lugares más recónditos de Dinamarca cuentan con nuevos huéspedes, gigantes de madera. Este es el nuevo invento del artista Thomas Dambo que, por fin, sitúa en su tierra natal una de sus creaciones más innovadoras. El diseñador se declara amante de la construcción desde pequeño, pasando por la carpintería hasta terminar sus estudios de diseño en la Academia de Kolding.

Thomas realiza diversos proyectos con los que pretende fomentar la reutilización de los materiales y la preservación del medio ambiente. Tiene claro que debemos cuidar el planeta en el que vivimos.

Seis de las 25 esculturas totales que ha hecho el artista son estos peculiares gigantes construidos con ayuda de voluntarios locales. Como premio, cada una de estas criaturas tienen el nombre de todos los que hayan participado en su proceso de elaboración.

Otro de los motivos por los que creó estas figuras era mostrar lugares poco conocidos y con gran encanto de Dinamarca. Los gigantes están situados en sitios poco transitados por los turistas, de manera que los exploradores pueden hacer el recorrido de un gigante a otro con la ayuda de un mapa o siguiendo los poemas clavados en rocas próximas a ellos.