Viajestic » Curioso

RANKING

Las 6 bibliotecas más espectaculares de España

España tiene una gran cantidad de bibliotecas impresionantes, como es el caso de la Biblioteca Nacional de España, en Madrid. Te contamos todas las que hemos recpilado.

Biblioteca Nacional de Madrid

Biblioteca Nacional de Madrid iStock

Publicidad

Todos hemos ido alguna vez a una biblioteca, con las nuevas tecnologías el hábito de acudir a ellas en busca de información ha disminuido. Este lugar donde el conocimiento y el saber cobran protagonismo se ha tenido que adaptar a la nueva era digital. En ellas, el silencio y la tranquilidad permite que las personas tengan un lugar donde pasar las horas estudiando, disfrutando de una lectura o incluso de su belleza arquitectónica. Es por eso que desde Viajestic hemos querido hacer una recopilación de las bibliotecas más espectaculares de España, para no olvidarnos de la grandiosidad de estos lugares.

Biblioteca Menéndez Pelayo, Santander

Está ubicada en el centro de la ciudad desde 1884. Su nombre se debe a que fue la biblioteca personal del intelectual Marcelino Menéndez Pelayo. Al fallecer, decidió donar el edificio, la colección bibliográfica y documental a la ciudad de Santander, siendo el mayor legado cultural de Cantabria. Está compuesta por una colección de casi 42.000 títulos entre los que destacan valiosos manuscritos del XIV.

Biblioteca de las Escuelas Pías, Madrid

En sus inicios, este edificio fue una iglesia, construida por el arquitecto Gabriel Escribano entre 1763 y 1791 gracias a los donativos de los reyes Carlos III y Carlos IV, y de nobles como la duquesa de Benavente. Bajo el reinado de Carlos III adquirió su actual nombre. Las esculturas son obras del famoso escultor neoclásico Alfonso de Vergaz. Durante la Guerra Civil la iglesia fue saqueada e incendiada, tras más de medio siglo de abandono, las ruinas fueron reconstruidas como biblioteca por el arquitecto J.I. Linazasoro entre 1996 y 1999. A día de hoy, forma parte de la UNED y es común ver turistas admirando su belleza.

Biblioteca Pública Municipal Ana María Matute, Madrid

A diferencia de los dos anteriores, es un edificio moderno que combina las líneas rectas, con el hormigón y el cristal. El interior sigue el mismo estilo modernista en el que cobra protagonismo el color blanco aportando mayor luminosidad y espacio. Tiene 7 salas, entre ellas están la bebeteca, la sala infantil, las diversas salas de estudio o la hemeroteca. Esta biblioteca es la sustituta de la antigua Biblioteca Municipal de Carabanchel.

Biblioteca Central de Jerez, Cádiz

Construida en 1873 es una de las bibliotecas más antiguas gestionadas por el Ayuntamiento. Está formada por más de 106.759 volúmenes, entre los que destacan los impresos de los siglos XV y XIX de temática local y andaluza. Tiene multitud de salas que consiguen albergar un extenso fondo literario. Además, en su patrimonio podemos encontrar el legado del aeronáutico Darío Vecino o una sección de cine con cartelería.

Biblioteca Pública Arùs, Barcelona

Este edificio fue fundado por Rossend Arús i Arderiu como biblioteca en 1895 con el objetivo de que las clases populares se formaran. Cuenta con libros de temas diversos como religión, filosofía, derecho o idiomas. En sus inicios, contaba con 24.000 volúmenes que poco a poco han ido aumentando hasta superar los 75.000. El fondo patrimonial más importante que tiene pertenece a los siglos XIX y el primer tercio de XX.

Biblioteca Nacional de España, Madrid

Se encuentra en pleno centro de la capital, en el Paseo de los Recoletos. El edificio destaca por su fachada de estilo neoclásico que llama la atención de la gente que pasea a su alrededor. Fue fundada por Felipe V a finales de 1711, un año más tarde abrió sus puertas como Real Biblioteca Pública. En 1836 dejó de ser propiedad de la corona y recibió en nombre que tiene actualmente. Su actividad es reunir, catalogar y conservar fondos bibliográficos. Es uno de los fondos bibliográficos más importantes y relevantes del mundo.

...

Seguro que te interesa...

El misterioso edificio que se oculta detrás de una fachada en Gran Vía en Madrid

Publicidad