Viajestic » Consejos viajeros

CONSEJOS VIAJEROS

Lo que debes saber si eres diabético y viajas en avión con bomba de insulina (o sin ella)

Si eres diabético tu equipaje de mano es un poco diferente al de los demás... Te contamos lo que necesitas saber para no llevarte un susto antes de embarcar (¡ni volando!).

Lo que debes saber si eres diabético y viajas en avión con bomba de insulina (o sin ella)

Lo que debes saber si eres diabético y viajas en avión con bomba de insulina (o sin ella) Pixabay

Publicidad

Si eres diabético (tipo 1 e insulinodependiente ya sea con tratamiento de inyecciones múltiples de insulina o con bomba de insulina) seguro que hay muchas cosas que no necesitas que te recordemos porque estás más que acostumbrado a manejarte en tu día gestionando tu diabetes sin tener que parar el mundo para ello, es más, sin tener apenas que pararte tú pero lo cierto es que, a la hora de volar, la cosa se complica un poco y es importante que tengas en cuenta algunas cosas más.

La primera y esencial: todo lo que necesitas para la gestión de tu diabetes debe viajar contigo en cabina, ni se te ocurra meter la insulina en la maleta porque se congelará en la bodega y no te servirá de nada cuando llegues a tu destino.

La segunda y no menos esencial: pide un informe a tu médico en el que diga que eres diabético e incluya un listado de todas las cosas que deben viajar contigo (glucómetro, agujas, insulina, bomba de insulina, sensores de glucosa, hidratos lentos y rápidos, glucagón, baqsimil, equipos de infusión de reserva para la bomba de insulina...); con este informe incluso podrás subir líquidos azurados aunque nuestra recomendación es que prescindas de ellos para ahorar espacio y peso y lleves en su lugar un buen cargamento de pastillas de glucosa, las hay de muchos sabores (pero eso seguro que ya lo sabes).

Bomba de insulina
Bomba de insulina | Pixabay

El tercer punto, si tu tratamiento incluye bomba de insulina, tiene doble importancia: en primer lugar debes evitar pasar por la bomba por los arcos de acceso del aeropuerto porque podrían borrarse todos los datos y encontrarte dentro de la terminal con la bomba de insulina en blanco; si presentas el informe del médico te permitirán quitarte la bomba un momento y pasarla por fuera del arco (tampoco se te ocurra meterla en el escáner donde va el equipaje de mano porque el daño podría ser el mismo que si pasaras por el arco con ella). Un consejo: recuerda que en la aplicación de seguimiento de la bomba están probablemente todos tus parámetros para poder configurarla si aconteciese el desastre...

Decíamos que este punto es de doble importancia: y es que algo que también debes tener en cuenta es que si bien, con el informe médico, no tendrás ningún problema para volar con tu bomba de insulina en funcionamiento, debes desconectarla de tu cuerpo durante el despegue y el aterrizaje ¿la razón? El cambio de presión que puede hacer que la bomba te inyecte más insulina de la que te corresponde; una vez hayas despegado deberás purgar la bomba asegurándote de eliminar todas burbujas de aire que se hayan podido formar en la insulina por el cambio de presión y lo mismo tras aterrizar.

Vuelo
Vuelo | Pixabay

Consejos adicionales: viaja con insulina suficiente, recuerda que dura un mes fuera de la nevera así que no te agobies si no tienes cartucheras de frío suficientes, puedes llevarlas a temperatura ambiente teniendo siempre cuidado de que sean esas plumas, las que viajan sin frío, las primeras que utilizas; lleva el doble de catéteres y sensores que vayas a necesitar en tu viaje por si hubiese algún fallo a la hora de colocarlos y, aunque seas usuario de bomba de insulina, lleva también alguna pluma de insulina lenta y un número generoso de agujas, piensa que estarás lejos de casa y si a la bomba de insulina se le ocurre jugarte una mala pasada la solución más fácil es volver al tratamiento de inyecciones múltiples hasta que regreses a casa y puedas gestionar la avería o el daño de tu bomba.

...

También te puede interesar...

Las mejores fechas para comprar vuelos baratos según la estación del año

Publicidad