Cuando se viaja dentro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, no existe ningún problema a la hora de utilizar tu carné de conducir. De hecho, en todos estos países se puede hacer: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Islandia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia, Liechstenstein y Noruega.

Además, todos los carnés que fueron expedidos desde el año 2013 cuentan con un formato similar, aunque si tienes el viejo modelo podrás seguir utilizándolo hasta 2033.

Conducir en el extranjero | Pixabay

Por otro lado, están aquellos países con los que España ha firmado un acuerdo bilateral por el cual está permitido conducir con el carné español siempre y cuando esté en regla, o será necesario solicitar el Permiso Internacional. Este es muy fácil de conseguir, ya que se obtiene de manera inmediata y puedes usarlo durante un año. Los países con los que tiene un acuerdo España son: Argelia, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Filipinas, Guatemala, Macedonia, Marruecos, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Serbia, Turquía, Túnez, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

En cuanto al resto de países, es necesario informarse en las embajadas para conocer con más detalle los requisitos exigidos, aunque en la mayoría de países bastaría con el carné internacional.