Este popular pase lleva funcionando desde la década de 1970 y que ha permitido a miles de jóvenes europeos descubrir y disfrutar de su continente sobre raíles. Contrario a lo que se pueda pensar, el Interrail no es algo desfasado ni de otra época. Eso de viajar en los coches más antiguos y en las líneas más lentas se ha terminado.

Una de las novedades más aplaudidas es que los viajeros pueden decidir si viajar en segunda clase, o pagar un suplemento y acceder a los vagones de primera. También podremos acceder con nuestro billete a los trenes de alta velocidad. Frente a la idea de que este tipo de viaje es para jóvenes que acaban de superar la mayoría de edad estamos completamente equivocados. Pues, los límites de edad han sido eliminados, pero han mantenido los descuentos a los menores de 27 años. Por otro lado, los menores de entre 4 y 11 años viajarán gratis. Eso sí, deben de ir acompañados por adultos.

Descuentos para menores de 27 años | Pixabay

Así, si te quedaste con las ganas de saltar a un tren con la mochila al hombro en tu tierna juventud, aún sigues a tiempo de recrear una de las más famosas escenas de la película “Antes del Amanecer” (1995). En la que sus dos protagonistas se conocen en un tren camino a Viena. Si eres de esas personas anhelantes de los largos viajes en tren, que se emboba viendo pasar el paisaje a gran velocidad, que disfruta viendo cómo cambia la luz sobre el campo a medida que pasa el día, no tienes excusa alguna para no hacer tu próximo viaje por Europa en ferrocarril.

Además, ahora es más sencillo preparar el viaje, pues podemos hacerlo a través de dos aplicaciones Euro Rail Planner y Rail Planner App. Como vemos, las nuevas tecnologías, dignas de la era digital, son también compatibles con un medio de transporte que fue inventado en el siglo XIX. Podemos empezar a preparar nuestro viaje entre 3 y 11 meses antes de que lo hagamos.

Llega a las ciudades en tren | Pixabay

El Interrail nos permite viajar con 38 empresas de ferrocarriles y ferrys, contando 40.000 destinos distribuidos en más de una treintena de países. Has leído bien, también podemos coger ferrys, de hecho, hay un billete especialmente dedicado a descubrir las 53 islas griegas. Está claro que no hace falta descubrirlas todas de una sentada.

Para poder disfrutar de esta experiencia ferroviaria hay que ser residente de alguno de los países europeos. Aquellas personas que no son residentes también pueden viajar, pero su pase es diferente, es Eurail. Mientras que los residentes en la Unión Europea tienen acceso a InterRail Pass.

Entonces…¿os hemos dado alguna idea para vuestra próxima aventura? ¿Te atreves a dibujar tu propia ruta inter europea?