Viajar sin planes... o casi

Viajar sin planes... o casi

5 consejos para quienes le encanta viajar pero no planearlo

No a todas las personas les gusta planear su viaje: muchas lo ven como un estrés, otras simplemente no tienen ganas y prefieren que se lo den todo hecho. Para todos aquellos que tan solo quieren vivir la experiencia del viaje sin tener ninguna preocupación previa, les traemos unos cuantos consejos y recomendaciones que les serán de gran ayuda.

Alba Torquemada
 |  Madrid | 23/06/2019
Aeropuerto Internacional Cusco
Aeropuerto Internacional Cusco | primx28 - Wikipedia

Decidir el destino y simplemente disfrutarlo sería lo ideal, pero lo mejor es tener una planificación previa para saber qué sitios se desean visitar, cuántos días se tienen y así repartirse el tiempo de mejor manera… Es verdad que la compra de billetes de vuelo u otro transporte puede ser más estresante, al igual que elegir hotel e incluso lugar.

Por eso, a continuación os daremos unos cuantos consejos si queréis que desaparezca el estrés antes de un viaje:

1. Plataformas: existen plataformas como Drumwit o Waynabox que te preparan por completo el viaje: tanto el destino como el hotel. Pagando una cantidad inicial por persona, ya lo tienes todo hecho, aunque te dan la opción de eliminar alguno de los destinos que ellos ofrecen pagando algo más de dinero. Este tipo de plataformas son ideales para aquellos que con tan solo hacer un “click” lo tienen todo hecho.

2. Otras experiencias: si no tienes ganas de leer guías de viajes o de buscar información específica de cada sitio, puedes encontrar muchos blogs de viajeros que cuentan su experiencia en los lugares que han visitado, y así sentirte directamente inspirado por ellos. Es una buena manera de planear tu viaje basándolo básicamente en el de otras personas, sin tener que darle muchas más vueltas.

3. Lectura: leer artículos acerca de la cultura de un país, de sus monumentos o sus tradiciones puede parecer aburrido para muchos. Otra forma de informarse más amena es leyendo alguna novela que esté inspirada en el destino al que se viaja, ya que de esta manera su cultura te salpica de manera indirecta mientras lees una historia.

4. Viaje “multidestino”: cuando no estás seguro de a dónde quieres ir pero sabes que a más de un lugar, hay otras plataformas como Airhopping que te piden un presupuesto para que, a raíz de este, encuentres varios destinos enlazados directamente a través de vuelos. De esta manera, no tienes que pensar cómo conectar los vuelos, ya que se realiza de manera directa. Si te gusta viajar en tren, también te recomendamos Interrail, ya que es una buena manera de viajar por Europa teniéndolo todo un poco más planificado.

5. A la aventura: otra solución es ir al destino elegido sin haber pensado nada más previamente. Una vez que estás allí, será fácil encontrarse con los conocidos free tours que te enseñarán parte de la ciudad, además de darte consejos para visitar el resto. De esta manera puedes conocer también el lugar al que viajas, aunque de una manera mucho más superficial.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.