¿Por qué los pueden variar tanto, incluso, a lo largo de un mismo día con la misma compañía aérea? Es una pregunta que todos los viajeros se hacen frecuentemente y, aunque quizás nosotros no podamos darte la respuesta, venimos a daros una darte una serie de consejos para que tu billete de vuelo de te salga lo más barato posible.

1. Activa las alertas: una muy buena idea es suscribirse a las páginas de las aerolíneas para que, cuando salgan ofertas y promociones, te llegue todo al correo y después puedas consultarlo. Si buscas en comparadores de vuelos como Skyscanner, también puedes activar las notificaciones para que te avise cuando el precio del destino al que quieres viajar baje.

2. ¿Cuándo es el mejor momento?: hay diversas teorías acerca de elegir el mejor momento para comprar tu vuelo, pero no están muy claras todavía. Los vuelos de larga distancia suelen ser más baratos cuando se cogen con bastantes meses de antelación (5 ? 7 meses). Para los vuelos de corta distancia recomiendan sacar los billetes con 8 semanas de antelación. Debemos decir que son conjeturas que se han cumplido un gran número de veces.

3. Más flexibilidad: cuando buscas un vuelo muchas veces pasas por alto que quizás un día o dos antes te pueda salir más barato. Si por ejemplo tienes 10 días disponibles y el viaje quieres que dure tan solo 7, puedes ir jugando con las fechas para comprobar cuándo te saldría más barato. Cuanta más flexibilidad tengas, mayores ofertas encontrarás ya que, sobre todo en temporada baja, el precio descenderá.

4. Con escalas: si tienes pensado realizar un viaje de larga distancia pero quieres que salga barato, lo mejor es realizar varias escalas. A veces te ves obligado a coger una, pero normalmente cuantas más escalas tenga tu vuelo, más barato será. No todas las personas están dispuestas a esto, pero si eres de los que no se aburre ni por un segundo, míralo como ?tiempo perdido pero dinero ahorrado?.

5. Compañías low-cost (pero con cuidado): al coger vuelos con compañías de bajo coste, los billetes van a salir más baratos por norma general. Sin embargo, si con tu maleta de mano no te vale y necesitas facturar, tienes que tener en cuenta si te vale la pena ya que otras compañías que no son ?low-cost? pueden incorporar directamente al precio del billete la facturación.