El agua de Nueva York es una de las mejores del mundo, y esta afirmación es todo un hecho. Tal y como indica su gobierno, solo hay cinco ciudades en Estados Unidos que tienen el agua tan limpia y fresca que no necesita filtración. Una de ellas es la de la ciudad que nunca duerme, que se suministra de agua de las montañas de Catskil y el Valle Hudson.

Esto es algo de lo que se han beneficiado, y mucho, los neoyoroquinos. De hecho, la ciudad está repleta de fuentes de agua potable para que cualquier persona se mantenga hidratada. Pero los viajeros también pueden salir beneficiados de la calidad de su agua a través de un truco infalible.

Si estás cansado/a de tirar tu botella de agua antes de dirigirte al control de seguridad y, posteriormente, gastar varias monedas (de los números más altos) en una botella pequeña de agua, traemos la solución.

Antes de dirigirte a alguno de los aeropuertos de Nueva York, asegúrate de coger tu botella de agua vacía dentro de tu maleta. Una vez que superes la seguridad del control, dirígete a uno de los baños y rellénala del agua de las fuentes situadas en sus puertas.

Agua | Pxhere

Ésta es una práctica que también utilizan los habitantes y turistas en la propia ciudad, rellenando sus botellas de agua de sus grifos antes de salir a casa para mantenerse hidratados durante todo el día.

Como mencionamos en líneas anteriores, y según AguaPotable.com, Nueva York se suministra del agua procedente del Valle Hudson y las montañas de Catskill, situadas en el sureste de la ciudad. Yo, permitiéndome el uso de la primera persona, pude comprobar esta afirmación y, efectivamente, el agua de Nueva York se ha convertido, quizás, en mi favorita.

Ahora que has conocido este truco infalible para el ahorro económico y el aprovechamiento del suministro de agua de Nueva York, ¿a qué esperas para practicarlo?