Diversos estudios han confirmado que el agua no embotellada que se sirve en algunos aviones tiene una dudosa salubridad. Aunque hay cientos de aerolíneas y no todas tienen las mismas condiciones de higiene, estas investigaciones han confirmado que el agua en algunos aviones podría no ser potable.

Un grupo de científicos realizó una investigación publicada en el International Journal of Environmental Research and Public Health que se basaba en el análisis de 154 muestras de agua que sirven en los aviones. Los resultados sacaron a la luz que el agua que se almacena en depósitos de algunos aeropuertos de Europa y Estados Unidos, y que terminan en tanques de aviones de todo el mundo para servirse como agua potable, podrían contener bacterias. Estos microorganismos serían poco nocivos, pero podrían perjudicar a personas con un sistema inmunitario débil.

¿Por qué el agua de los aviones tiene muchas probabilidades de estar contaminada?

Un estudio realizado por la Oficina de Salud Portuaria de Hong Kong analizó las muestras de agua no embotelladas de 22 aviones diferentes de la aerolínea Cathay Pacific y tan solo 8 cumplían rigurosamente las normas de desinfección de los tanques, según informaba el diario The Telegraph en 2015.

Por otro lado, otro estudio publicado por The Wall Street Jornal descubrió que la mayor parte del agua que se vendía como potable en los 14 aviones investigados estaba llena de microbios como la coliforme, bacterias como la salmonela y el estafilococo, así como huevos de insectos.