Cualquiera sabe lo que es viajar incómodo. Es cierto que el avión no es de los medios de transporte más confortables: bien te puede tocar al lado un bebé llorando, alguien que ocupa tu reposabrazos o la típica persona que monta un papelón a la azafata.

La situación ideal es que haya al menos un hueco en el asiento de al lado, de modo que nadie te moleste y que puedas incluso ocupar varias plazas para dormir mejor. Pero elegir tu puesto no es completamente aleatorio. Existen algunos trucos que pueden ayudar que te toque una fila vacía para sobrellevar cómodamente un viaje en avión:

1. Un truco sencillo si viajas acompañado

Imagen no disponible | Montaje

Asumiendo que el vuelo no esté completo, hay una buena opción para las personas que viajen acompañadas de otra persona: elegir los asientos de la ventana y el de pasillo en las filas de tres plazas, de forma que quede un hueco entre los dos. La mayor parte de la gente es reacia a escoger el sitio de en medio, ya sea porque es el más incómodo o porque prefieren ir acompañados de amigos o familiares.

2. Cambia de asiento a última hora

Imagen no disponible | Montaje

Si viajas solo, la app de la aerolínea puede ser de gran ayuda. Al hacer el 'check in', elige un sitio que más o menos te convenga. Poco antes de embarcar, revisa por la aplicación si quedan dos sitios libres juntos. Seguramente puedas pedir un cambio de sitio a última hora ya sea en ventanilla o hablando con las propias azafatas. Eso sí, acuérdate de llevar batería en el móvil y tener la aplicación descargada.

3. Escoge los asientos adecuados

Niño jugando en un avión | Agencias

Existe otra manera de incrementar las probabilidades de que te toque un asiento vacío al lado en el vuelo: escoge los asientos de la parte trasera del avión. La parte delantera de la aeronave se llena antes, ya que los pasajeros suelen preferir estar cerca de la puerta de salida cercana a la cabina del piloto. Como siempre, trata de coger asiento de pasillo o ventanilla en las filas de más de tres plazas (los sitios de en medio son los últimos en llenarse).

4. Opta por una clase superior a la turista

Imagen no disponible | Montaje

Si todo esto no funciona, tienes dos opciones: confiar en la suerte o valorar si compensa pagar un poco más por una clase distinta a la más económica. En muchas aerolíneas hay clases intermedias entre business y turista que no son excesivamente caras y que tampoco se suelen llenar.