La confinación a la que nos ha sometido el estado de alarma (por causa de fuerta mayor, una emergencia sanitaria nada menos) nos ha dejado con viajes planificados y reservados que no se realizarán, no al menos en las fechas previstas; de hecho en Airbnb han pausado todas sus experiencias hasta el próximo 3 de abril y también modificado su política de cancelaciones por causa de fuerza mayor para adaptarse a esta nueva y excepcional situación.

La buena noticia, dentro de la situación difícil en que vivimos, es que si tienes una experiencia reservada antes del 3 de abril, será cancelada, sí, pero la plataforma Airbnb te reembolsará su importe, de hecho muchos anfitriones que utilizan Airbnb para ofrecer sus experiencias ya estaban aceptando cancelaciones por la causa de fuerza mayor que es ya no sólo la expansión del coronavirus sino la declaración del estado de alarma que nos confina en casa.

Airbnb | Pexels

A la cacelación sin coste y con el reembolso de su importe de las experiencias Airbnb se suma el cambio en la política de causas de fuerza mayor que afecta a esas experiencias y a las reservas en los alojamientos a través de la plataforma para el periodo que va del 14 de marzo al 14 de abril; se trata de una actualización de la cobertura según la cual anfitriones y huéspedes podrán cancelar sin coste las reservas en cualquier lugar del mundo (salvo China) siempre que la fecha de entrada en el establecimiento estuviera dentro del mes que va del 14 de marzo al 14 de abril.

Y todo ésto antes de que se conociera la noticia del día de hoy: todos los alojamientos turísticos y los hoteles deben dejar de prestar servicio en la media en que los turistas que todavía ocupan algunas de sus habitaciones regresen a sus lugares de origen.

No son buenos tiempos para el turismo, es más, son probablemente los peores que ha vivido en las últimas décadas pero sabemos ¡estamos seguros! de que estas semanas de confinamiento y el tiempo que quiera que nos lleve recuperar nuestro ritmo de vida normal, volveremos a viajar y lo haremos además con todas las ganas que vamos acumulando ahora que nos toca cancelar nuestras reservas.