Las revelaciones de los Papeles de Uber, que han dejado al descubierto los trapos sucios de la empresa tecnológica de transporte compartido, han levantado ampollas en el seno de la Unión Europea por la relación que mantuvo la excomisaria de Competencia, Neelie Kroes, con esta compañía.

Por ello, un grupo de 23 eurodiputados y eurodiputadas han escrito una carta a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von del Leyen, para que sancione e investigue la actividad de Kroes. Además, otro eurodiputado alemán ha pedido a la presidenta del Europarlamento que investigue a Uber.

Según los documentos filtrados, más de 124.000 entre correos y mensajes internos enviado entre los años 2014 y 2017, la excomisaria europea presionó a las autoridades holandesas a favor de Uber solo unos meses después de dejar su cargo y estando en pleno periodo de incompatiblidad, impuesto por el Código Ético de los Miembros de la Comisión.

De hechos, Kroes solicitó incorporarse de forma remunerada a la empresa, pero la Comisión se lo negó. Nada más cumplir ese plazo, Uber fichó, ya sí, a Kroes. Los documentos, de los que se sabe que fueron filtrados por un importante exejecutivo de Uber, revelan que en la empresa pidieron mantener la confidencialidad al respecto de los 'favores' de Kroes a la compañía.

Esto ha incendiado los ánimos en Bruselas y al día siguiente de conocer la noticia la propia Comisión Europea ha pedido explicaciones a la excomisaria por su aparición en los Uber Files.

Este martes, además, eurodiputados socialistas y del Grupo de Los Verdes/Alianza Libre Europea se han dirigido al brazo ejecutivo de la UE para exigir medidas.

Entre ellos está el catalán Ernst Urtasun, quien ha compartido en la red social Twitter la propia carta y ha pedido a Von der Leyen "que haga cumplir a todos y cada uno de sus miembros el código ético de la Comisión Europea para mantener la integridad de la institución".

En la carta, los eurodiputados piden que se abra una "investigación formal" de los pasos de Kroes desde que dejó la Comisión; es más, incluso reclaman que, si se comprueba que ha quebrantado sus obligaciones, las instituciones europeas la declaren persona non grata.

Carta a Metsola

Otro eurodiputado que ha reaccionado ya ante la investigación de Uber Files ha sido el alemán Daniel Freund, de Los Verdes, que se ha dirigido a la presidenta del Europarlamento, Roberta Metsola, para pedir que "emprenda los pasos necesarios para investigar y sancionar a Uber", con el objetivo de "defender" el mencionado Código de Conducta.

El eurodiputado ha compartido también la carta en Twitter, red social en la que lleva expresando su enfado por las revelaciones de Uber Leaks como la de Kroes, que "dañan", a su parecer, la "confianza" en las instituciones europeas.