Analizamos el controvertido estudio de la plataforma de música digital Record Union

Analizamos el controvertido estudio de la plataforma de música digital Record Union

¿Verdad o clickbait? El polémico estudio que dice que el 73% de los músicos independientes padece síntomas de enfermedad mental

Analizamos el controvertido estudio publicado por la plataforma de música digital Record Union. Los expertos avisan: no hay que creerse todo lo que leemos, y menos aún lo que tiene que ver con la salud y la ciencia. El titular da juego. Uno de esos llamados ‘clickbaits’ que atraen la atención de los usuarios de las redes sociales y los lectores de los medios de comunicación. “El 73% de los músicos independientes tienen síntomas de enfermedades mentales”.

Joan Jett, Dave Grohl of Nirvana
Joan Jett, Dave Grohl of Nirvana | Getty Images
Dani Cabezas
  Madrid | 10/05/2019

Los sorprendentes resultados los ha hecho públicos Record Union, plataforma sueca de distribución de música digital. Para llegar a ellos, la metodología empleada fue sencilla: una encuesta web realizada a 1.500 músicos de todo el mundo.

Como era de esperar, la ansiedad y la depresión lideran la lista de síntomas. Pero hay más datos llamativos: de aquellos músicos que han padecido enfermedades mentales en el pasado, solo el 39% buscó tratamiento. El 51% se había automedicado, principalmente “a través del alcohol y las drogas”. Entre los encuestados, los que tienen entre 18 y 25 años tienen una incidencia aún mayor, con un 80% de efectos negativos en su salud mental “relacionados con sus carreras musicales”.

Además, el 33% de los artistas encuestados afirma haber sufrido ataques de pánico en alguna ocasión. El 57% dice estar preocupado por su salud mental y su bienestar emocional y el 41% se preocupaba por ello varias veces al día. Asimismo, el estudio pone el foco en lo que considera los factores decisivos para esta elevada incidencia de los problemas de salud menta: el miedo al fracaso, la búsqueda de aprobación de los demás y la inestabilidad financiera.

En Tribus Ocultas nos hemos querido hacer una pregunta: ¿Hasta qué punto son fiables este tipo de estudios? En el caso concreto del publicado por Record Union, ¿es cierto que los músicos, y especialmente los que se mueven en el siempre difícil ámbito de la independencia, tienen más probabilidades de sufrir algún tipo de trastorno mental que el resto de los mortales?

Para sacarnos de dudas, preguntamos a un psicólogo que, además, es músico independiente. Marcos Hitos-Benavides es psicólogo y psicofarmacólogo, además de guitarrista en la banda madrileña de punk-rock Grippers.

Su diagnóstico es certero: “Conviene desconfiar de este tipo de estudios, al menos de primeras. Y más aún cuando han sido realizados por una empresa privada con intereses económicos en el sector, como es el caso”, advierte.

“En lo que respecta al titular que han recogido varios medios, me temo que no hay por dónde cogerlo: lo que se busca el sensacionalismo basándose en toda una serie de prejuicios”, asegura.

Marcos se apoya en las lagunas que, a su parecer, tiene el estudio. “En primer lugar, habría que definir qué es lo que se considera trastorno mental. Se calcula que un 20% de la población ha tenido o puede tener en algún momento lo que en psicología clínica se denominan trastornos mentales subclínicos. Esto es: problemas que no suelen requerir de un tratamiento concreto o un ingreso psiquiátrico”. Un cajón de sastre en el que “prácticamente podría entrar cualquier fobia o disforia, por pequeña que sea”.

En segundo lugar, y en opinión del psicólogo, habría que comparar a los músicos independientes con otros colectivos de la sociedad. “¿Se ha realizado un estudio similar con ingenieros, médicos o abogados? ¿Con músicos que pertenezcan al ámbito del mainstream?”, se pregunta con ironía. “Si no se compara, no se está dando ninguna información. Para que tenga lo que en ciencia se denomina validez externa se ha de comparar los datos con otros sujetos de estudio”, explica.

Más allá de las críticas a este estudio en concreto, Marcos reflexiona sobre la posibilidad de que, efectivamente, los músicos sean un colectivo emocionalmente más vulnerable que otros. “Es cierto que aquel que tiene una necesidad de expresarse a través del arte es, generalmente, porque tiene un mundo interior rico. Y porque determinadas experiencias o manera de entender la vida le hn llevado a hacer un ejercicio de introspección que no todo el mundo hace”.

“Esas circunstancias podrían tener una cierta correlación con haber la posibilidad de sufrir depresión o ansiedad”, concluye Marcos. “Al fin y al cabo, mucha gente se refugia en la música (o en el cine, el arte, la literatura o los videojuegos) como una manera de evadirse del mundo y encontrarse consigo mismo. Pero más allá del caso concreto de los músicos, conviene recordar que casi todos a lo largo de la vida tenemos algún tipo de desajuste emocional”.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.