Los festivales musicales viven un auténtico boom en todo el planeta: los hay para todos los gustos y en todos los estilos: rock, folk, pop, electrónica o músicas del mundo. Pero no existe ni uno solo como el que tuvo lugar el pasado fin de semana en la localidad de Joensuu, al este de Finlandia.

El Heavy Metal Kntting Fest es, como su propio nombre indica, un festival en el que se dan la mano dos aficiones tan aparentemente opuestas como el heavy metal y el knitting, que viene siendo la calceta o el punto de toda la vida. Una actividad que, lejos de ser un anacronismo, cada vez cuenta con más adeptos. También entre los amantes de los sonidos más duros del rock.

Sobre el escenario del Heavy Metal Kntting Fest las bandas tocan a toda velocidad mientras, al frente de cada grupo, experimentados tejedores dan forma a sus creaciones textiles. Todo, sin parar de bailar.

Un jurado valora la pieza final confeccionada

Y es que además de un festival de rock, el Heavy Metal Kntting Fest es también un concurso en el que se premia a los mejores knitters. El jurado valora, además de la calidad final de la pieza confeccionada y la ejecución musical, la originalidad de los bailes. Aquí gana el más extravagante de todos.

 

A la gran final del Heavy Metal Kntting Fest, que tuvo lugar el pasado día 11 en una céntrica plaza de Joensuu, llegaron doce grupos de diferentes países como Dinamarca, Japón, Rusia, Letonia, Suecia, EEUU y, claro está, la propia Finlandia.

Pero el ganador no fue un finlandés, sino la banda Giga Body Metal, de Japón. El segundo puesto en el podio fue para los daneses Crafts With Ellen, mientras que el bronce se lo llevó el grupo 9″ Needles (EEUU), un ocurrente juego de palabras a los legendario Nine Inch Nails, aunque sustituyendo Nails (uñas) por Needles (agujas). 200 personas de todas las edades disfrutaron del espectáculo.

Finlandia, al igual que el resto de países escandinavos, cuenta con una arraigada tradición en el heavy metal y sus distintos subgéneros. Algunos todavía recuerdan la sonada actuación de los monstruosos Lordi en el festival de Eurovisión de 2006.

Pero hay mucho más: bandas como Nightwish, Children of Bodom o Tarja cuentan con adeptos en el mundo entero y son consideradas un tesoro de la cultura nacional. El heavy es parte del orgullo finlandés.

El país presume de ser el que cuenta con más grupos de heavy de todo el planeta: nada menos que 53,2 por cada 100.000 habitantes, un dato que fue incluso comentado por Barack Obama durante una recepción a los países nórdicos en la Casa Blanca.

“Finlandia tiene seguramente el mayor número de bandas de Heavy Metal per capita en todo el mundo, y también ocupa un lugar destacado en buena gobernanza. No sé si existe alguna relación entre ambas cosas”, bromeó el ex presidente de EEUU.

 

De lo que tampoco hay evidencia es de la relación que guarda una música tan enérgica como el heavy con una actividad tan aparentemente reposada como la calceta, más allá de que ambas cuentan con un gran número de aficionados en la región. Quizá, nada como un buen gorro de punto para pasar el frío inverno escandinavo. Y pocas músicas como el heavy metal para entrar en calor.

Para los organizadores del Heavy Metal Kntting Fest hay más coincidencias. Ambas actividades comparten “la alegría de la creatividad”, según explican en la web del evento.

“Tanto al tocar la guitarra como al dar las puntadas se obtiene el placer de crear algo genial con las manos”, apuntan.

“Hacer punto a ritmo de heavy metal se puede comparar con el air-guitar (simular tocar una guitarra invisible), que también es una forma muy finlandesa de hacer el imbécil”.